Programas Cuatro

Lo nunca visto en ‘First Dates’. Una comensal deja plantado a su cita al verle: «Lo veo delgadito, muy poca cosa»

Lo nunca visto en 'First Dates'. Una comensal deja plantado a su cita al verle: "Lo veo delgadito, muy poca cosa"

Ana María, una enfermera de 49 años de Barcelona, irrumpía como un terremoto en el restaurante de las citas a ciegas de ‘First Dates’ con la intención de encontrar al hombre de sus sueños. La invitada del programa de Cuatro se definía como una chica “morena” (brillante definición que da una idea de como es la señora) , un poco obsesionada con el sol y muy transparente (por dentro, claro está).

A la cita con Ana María acudía Juan, un caballero español “de los poquitos que quedan” y un señor con gran educación que sabe comportase allí a donde va.

Pero una vez hechas las presentaciones, la situación se volvía entre incómoda e incomodísima. Tanto que Carlos Sobera se veía obligado a intervenir y preguntaba a los protagonistas si querían continuar con su encuentro.

A María no le gustaba nada su cita a ciega y no fingía en ningún momento: “Lo veo delgadito y muy poca cosa”. La comensal prefería marcharse a tiempo y no quería ni sentarse a cenar con Juan, algo que él se tomaba con dignidad: “No merece la pena”.

Eso sí, antes de irse, Ana María hacía un llamamiento para que algún “guardaespaldas en toda regla” , vamos un ‘portero de discoteca’ acude a su recate para quitarle las penas: “Pero claro, que tenga también su poquito de interior”. Eso Ana María, un poquito a ver si va a tener un gran interior y no le entiendes cuando te hable.

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído