La cantante del 'No cambié' sucumbe al festival del Photoshop

El ‘friki-desnudo’ de Yurena en ‘Interviú’: ¿Por qué sus pechos son más grandes en unas fotos que en otras?

La que fue 'estrella' televisiva habla de éxito, fracasos, 'Eurovisión', su madre e intentos de suicidio. Impagable

El 'friki-desnudo' de Yurena en 'Interviú': ¿Por qué sus pechos son más grandes en unas fotos que en otras?
La cantante Yurena.

Yurena, antes conocida como Tamara, quiere que se la tome en serio y ha posado desnuda para ‘Interviú’. La cantante del famoso ‘No cambié’ y musa del frikismo patrio se ha quitado la ropa, sí, pero no nos deja ver su cuerpo real puesto que las fotos son una ‘orgía’ de Photoshop ¿O no? Eso sí, la entrevista es ‘genial’.

Si quiere que le tengan más respeto, Yurena debería tomarse menos en serio a sí misma. El problema que ha tenido siempre esta mujer es que se ha creído su personaje a pies juntillas mientras que el resto la idolatrábamos como musa vintage del esperpento español, que no sabía cantar pero que nos hacía gracia. Pero no, la artista antes conocida como Tamara no ha sabido tomarse las cosas como siempre han de tomarse; con humor.

Han pasado ya diez años desde la fiebre del ‘No cambié, no cambié’ y del descubrimiento de esta ‘estrella fugaz’ que saltó a la fama como amante despechada del ‘vidente’ Paco Porras en el desaparecido ‘Crónicas Marcianas’ Telecinco. Tamara lideró, junto a otras stars como Toni Genil, Leonardo Dantés o Loli Álvarez, el ‘movimiento friki-reto’ de España pero ella fue la que más destacó. Dio conciertos, en unos la aplaudimos y en otros la tiraron huevos, fue icono gay por un rato y protagonizó un reality, ‘Hotel Glam’ en el que se ganó el ‘odio’ de otro grande, Pocholo.

Tamara comenzó así su periplo televisivo siempre acompañada de su queridísima madre, Margarita Seisdedos, que, a modo de gorila de discoteca, te arreaba con su bolso si te metías con su niña. Pero con éstas, la rebautizada Yurena, desapareció de escena y, de vez en cuando, anunciaba una tremenda depresión o un intento de suicidio.

En 2011 la vimos en ‘La Caja Deluxe’, ‘terapia psicológica-patio de vecinos’ creada por los de ‘Sálvame’ y Yurena soltó todo lo que llevaba dentro: amargura, rechazo, co-dependencia maternal…

Y llegó el gran momento. El lunes 26 de marzo de 2012, la revista ‘Interviú’ publicaba el número en el que la artista se desnudaba de cuerpo y alma. En la entrevista –Yurena: «Ahora no voy a permitir que me hagan daño«- la cantante quiere romper con su pasado y, para empezar, explica los motivos que le han llevado a posar como Dios la trajo al mundo:

Es importante sorprenderse a sí misma. En el año 2000 me propusieron hacer un posado y lo rechacé por miedos y complejos. Yo nunca he enseñado las tetas, ni siquiera he hecho topless en la playa. Creo que este desnudo supone romper con los miedos que tuve en su momento. Es un reto para mí.

A mi madre no le gusta, pero me apoya en todo, así que lo único que me dijo es que si yo quería, que lo hiciera.

Como no podía ser de otra manera, la fotos de Yurena en ‘Interviú’ son ‘raras, raras, raras’. Poseída por el espíritu cabreado de Rita Hayworth, y enmarcada en un fondo rojo, la ‘diva’ demuestra la increíble versatilidad de su cuerpo. En unas imágenes tiene el vientre plano y en otras, no. Tan pronto sus pechos son grandes y turgentes como los tiene caídos. Sus brazos parecen no tener músculos y su piel parece sacada del último filme de Almodóvar. Yurena dice que ha cambiado por dentro y por fuera, y tanto. ¿Será Photoshop? Suponemos. A lo mejor es que el maquillaje, realmente hace milagros.

Pero la que fue Tamara, no se rinde. Habla de su vida durante los últimos cinco años y asegura:

He estado cinco años dedicada a un pub que monté en el madrileño barrio de Malasaña, pero me he dado cuenta de que la noche quema mucho y no es el futuro profesional que quería para mí. Tengo claro que quiero volver a mi sueño, la canción. Por eso lo traspasé.

Confirma que le encantaría ir a ‘Eurovisión’, que se ha operado pechos, nariz, adelgazado unos 10 kilos por lo que la piel se le ha quedado un poco «flácida» (tranquila, en ‘Interviú’ no se nota en dos fotos) y que la culpa de que no se mantuviese en el trono de la fama es de la industria musical y de los medios ya que no le dejan que el público la conozca de verdad y que:

No interesa dar otra imagen de mí.

El entrevistador de ‘Interviú’, muy certero, le pregunta entonces

¿No debería cambiar usted misma?

A lo que ella, muy profunda, responde:

En ese proceso de cambio estoy pero el poder de la tele es inmenso y yo soy una pulguita frente a ellos. Si no quieren cambiar la imagen que tienen de mí, yo no puedo hacer nada.

¡Larga vida a Yurena! Porque, aunque parezca mentira, es natural y única ¡Y a ‘Interviú! Que, de vez en cuando, nos sorprende.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído