El precio a pagar por ser colaborador de Telecinco

Canales Rivera, destruido en ‘Sálvame’ de la peor manera: “¡Me toca las pelotas!”

Un compañero del torero habría ofrecido a la dirección  del programa una información muy comprometida de Rivera

Canales Rivera, destruido en ‘Sálvame’ de la peor manera: “¡Me toca las pelotas!”

Trabajar en ‘Sálvame’ tiene un precio: Vas a sufrir y tu vida puede ser destruida. Eso es lo que volvió a descubrir Canales Rivera el 15 de diciembre de 2020.

Canales Rivera, el colaborador más soso

Hace años, Canales Rivera (primo de Fran, Cayetano y Kiko Rivera) ya fue colaborador de ‘Sálvame’ (puesto que como torero no ha tenido una carrera demasiado exitosa) y se fue porque el programa amenazó con sacar a la luz una información comprometida de él.

Pero este 2020, Canales regresó al programa aprovechando el conflicto familiar entre su primo Kiko Rivera y la madre de este, Isabel Pantoja.

Como colaborador, Canales no vale mucho más allá de hablar de su familia. No tiene mucho humor, ni trae informaciones potentes, ni se pelea con sus compañeros.

Pero si trabajas en ‘Sálvame’ sabes que, cualquier día, vas a ser objeto de una polémica. Para eso te pagan.

Y ese día le llegó a Canales Rivera el 15 de diciembre de 2020.

La traición a Canales Rivera

El programa anunció la siguiente trama: Un colaborador de ‘Sálvame’ había acudido a  los directores para ofrecerles una información muy comprometedora de Canales Rivera.

El tertuliano traidor, habría acompañado esta exclusiva con un número de teléfono perteneciente a ‘alguien’ que quería acudir al ‘Deluxe’ a hablar de Canales. Pero aquí no acaba la cosa.

El colaborador que había dado el chivatazo quería representar a esa persona que iba a dar la entrevista. Es decir, que no sólo un compañero ha traicionado a Rivera sino que se quiere lucrar de ello.

Canales estaba atento a toda esta historia sin inmutarse hasta que el programa propuso un juego al espectador

¿Qué es lo que había hecho Canales tan grave como para poder arruinarle la vida? Había cuatro posibilidades: Delito, traición familiar, infidelidad o morosidad.

Fue aquí cuando el diestro explotó y se enfrentó al director del programa:

Esto es una tocadura de pelotas. Que me tachéis de morosos o de que he cometido un delito, basta ya, ¡cojones!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído