Mundo Animal

Los koalas se mueren de sed: las hojas ya no les aportan el agua suficie

Los koalas se mueren de sed: las hojas ya no les aportan el agua suficie
Koala N+1

Un equipo de biólogos australianos descubrió que los koalas beben agua muy a menudo, incluso en climas fríos, según informó la revista PLoS ONE. Tras organizar una red de bebederos para los animales, notaron que koalas los visitaron durante todo el año. Sus observaciones rechazan la opinión común, según la cual los koalas generalmente obtienen el agua de su comida principal, las hojas, y apenas beben, según redacta Yana Berman en N+1

La dieta de koalas se basa en hojas de varias especies de eucalipto, así como de plantas de géneros Angophora y Corymbia. Hasta ahora, se consideraba que estos animales prácticamente no bebían agua, puesto que recibían lo suficiente de las hojas. Incluso, se conoce que algunas especies de eucaliptos que prefieren koalas son venenosas, pero los animales se han adaptado a la toxina y la neutralizan rápidamente.

Los koalas viven en varios estados en la parte occidental de Australia y se consideran la especie vulnerable tanto a nivel estatal, como a nivel federal. Según los cálculos de la organización Australian Koala Foundation, su número no supera los 80 mil individuos y sigue disminuyendo.

Cambio climático, principal enemigo
Entre las razones principales de su desaparición, cuentan la destrucción de su hábitat natural, enfermedades e incendios forestales. También los animales están afectados por el cambio climático. Debido al aumento de temperatura, las hojas de eucalipto producen cada vez más sustancias venenosas, lo cual afecta visiblemente la salud de los animales.

Además, un aumento de la temperatura y sequías prolongadas posiblemente hagan que los koalas ya no obtengan suficiente agua de las hojas. Esto, a su vez, puede dar lugar a estrés o aún muerte por deshidratación. La bióloga Valentina S. A. Mella de la Universidad de Sídney y sus colegas decidieron comprobar si los koalas bebían agua ante la oportunidad.

Koalas sedientos
El experimento fue realizado en la zona caliente y árida cerca a la ciudad de Gunnedah en el estado Nueva Gales del Sur. En verano, la temperatura allí alcanza 40°C y más. En marzo de 2016, los autores colocaron en el suelo y los árboles diez pares de bebederos. Los bebederos estaban unidos a un tanque, gracias a lo cual se mantenía un nivel constante de agua. Junto a cada lugar los científicos pusieron una cámara infrarroja con un detector de movimiento. Todos los dispositivos permanecieron allí durante un año, hasta el marzo de 2017. Además, los investigadores midieron temperaturas diurnas máximas, cantidad de precipitación, humedad diaria promedia y velocidad del viento. También analizaron la humedad en las hojas de 53 árboles de eucalipto que crecían cerca de los bebedores.

Durante el año, los koalas visitaron los bebedores 605 veces en total, de los cuales bebieron en 401 casos. La frecuencia de sus visitas normalmente dependía de la temporada. En la mayoría de los casos vinieron a beber en el verano y también pasaron más tiempo alrededor de los bebederos durante esa temporada. Aparte de koalas, otros animales salvajes también vinieron a beber agua, incluso a petáuridos, burrámidos, equidnas, canguros e incluso gatos salvajes y zorros. Según Valentina Mella, los depredadores nunca atacaron a otros animales cuando se acercaban a los bebedores.

Los koalas frecuentemente mueren en las carreteras, ya que su mayor actividad coincide con las horas de mayor tráfico en las autopistas. Para reducir el número de accidentes con koalas, científicos australianos sugirieron cambiar modificar los horarios.

Video: Rescatan a este koala que pasó dos días sin poder bajar de un poste bajo un sol abrasador

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido