El fenómeno se ha producido a 250 millones de años luz

El Hubble capta el espectacular choque de dos galaxias

Las dos galaxias que han chocado son similares a la Vía Láctea

Como resultado de la colisión, ambas formaciones se funden en una nueva galaxia gigante

El telescopio espacial Hubble ha obtenido la espectacular imagen de una colisión a gran velocidad entre dos galaxias espirales, similares a la Vía Láctea. El resultado de este choque es una nueva galaxia bautizada por los científicos como NGC 26223 o Arp 243, que se encuentra a 250 millones de años luz de la Tierra.

UNA GRAN COLISIÓN…

Los estudios revelan que grandes cantidades de gas se desprenden de cada una de las galaxias implicadas y son arrastradas hacia el centro de la otra. Como resultado, ambas formaciones se funden en una nueva galaxia gigante. En el momento en que se capturó la imagen, NGC 2623 está en el final del proceso y se puede observar como los núcleos de las galaxias originales se mezclan.

…ENTRE DOS GALAXIAS ESPIRALES

En una colisión de este tipo en que intervienen dos galáxias con alto contenido en polvo y gas, dinamitará un gran proceso de formación estelar. La población estelar de la galaxia aumentará considerablemente durante la fusión.

Algunas fusiones, como la fotografiada, pueden resultar en núcleos galácticos activos. En estos casos un agujero negro situado en el centro de las dos galaxias precipita la fusión. La materia es atraída hacia el agujero negro, formándose un disco como resultado de la acumulación de materia. El frenético movimiento, libera energía que calienta dicho disco, con lo que se crea una franja de ondas electromagnéticas.

NGC 2623 aparece muy brillante en el espectro infrarrojo y ha sido clasificada en el grupo de galaxia infrarroja luminosa (LIRG, luminous infrared galaxy) y está siendo estudiada por los grandes observatorios mundiales.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído