Crónicas Bárbaras

Manuel Molares do Val

¡A la guerra, a la guerra!

Poco antes de febrero de 1898, cuando estalló el Maine en La Habana y EE.UU. intervino para independizar Cuba y hacerla una semicolonia suya, el editor William Randolph Hearst había enviado a la isla a su dibujante Frederick Remington para ilustrar la rebelión contra España.

El artista le escribió un telegrama: “Todo está en calma. No habrá guerra. Quiero volver”. Hearst le contestó: “Usted facilite las ilustraciones que yo pondré la guerra”.

Y la puso desde sus periódicos, algo que tratan otros de repetir en España, salvando las distancias de tiempo y motivos.

Estamos ante a un periódico poderosísimo hasta hace poco, El País, que le exige a Mariano Rajoy que grite ¡A la guerra, a la guerra!, y lo emplaza para que defina cómo atacará al Califato Islámico, afeándole su aparente indefinición ante sus terroristas.

Pero Rajoy no desea ser de momento víctima de campañas del “No a la guerra”, azuzadas en 2004 por los mismos editores –periódico y cadena SER– contra José María Aznar, y tampoco desea lanzar antes de las elecciones bombardeos aéreos como los del pacifista Zapatero en 2011, en Libia…


Siga leyendo aquí y vea a Salas

…….

Recibe nuestras noticias en tu correo

Manuel Molares do Val

Manuel Molares do Val (Vigo/Pontedeume, Galicia), trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China --el primer peridista español destinado allí--, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.

Lo más leído