Crónicas Bárbaras

Manuel Molares do Val

España, perenne auto de fe

Observar el juicio del caso Gürtel o su variante del desfalco del PP en Valencia, o su contraparte de los ERE y demás estafas socialistas en Andalucía, es como vivir día y noche y eternamente en un balcón de Sevilla viendo pasar penitentes a los que les dan latigazos en esa inacabable Semana Santa.

En otro país europeo se celebrarían esos juicios sin mayor boato, se enviaría a la cárcel a los culpables, y a otra cosa, pero aquí el espectáculo es cotidiano, incansable desde hace una década, cuando comenzaron a descubrirse las mayores lacras de la corrupción.

Obsérvese que siempre es la misma y casi única noticia con pequeños añadidos día tras día. Como hace diez años seguimos tras los imperecederos Correa, Bárcenas, Bigotes, Rato y demás, sin que se produzca nada nuevo sobre lo sabido al principio.

Noticia es lo nuevo. Pero algunos programas de televisión dirigidos por los inquisidores contemporáneos nos incitan a organizar inacabables autos de fe con los penados de siempre. Se trata de indignar al pueblo para que su parte más irritable, unida a la chusma, lo destruya todo: así nació Podemos…

Siga leyendo aquí y vea a Salas

…….

Recibe nuestras noticias en tu correo

Manuel Molares do Val

Manuel Molares do Val (Vigo/Pontedeume, Galicia), trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China --el primer peridista español destinado allí--, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.

Lo más leído