Crónicas Bárbaras

Manuel Molares do Val

Redistribución de la riqueza catalana

El independentismo, que como todos los nacionalismos de los siglos XIX y XX fue precursor del fascismo y del nazismo, tiene etapas que como el catalán resultan positivas para su despreciado mundo exterior.

Primero aceptemos que Cataluña no obtendrá la independencia aunque la declaren en su Parlamento, y por muchas masas fanatizadas y crecientemente fascistas que salgan a reclamarla.

Incluso, aunque reproduzcan el terrorismo de Terra Lliure, producirán dolor y muerte como ETA, pero no vencerán al Estado.

Con tanto ruido sobre Puigdemont, falsos heridos por la policía y la presencia obsesiva de separatistas en los medios, no prestamos atención a las advertencias de la OTAN, organización militar occidental, esta vez desde la representación de EE.UU: “Apoyamos fortísimamente una España unida. Rotundamente”…

Siga leyendo aquí y vea a Salas

Recibe nuestras noticias en tu correo

Manuel Molares do Val

Manuel Molares do Val (Vigo/Pontedeume, Galicia), trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China --el primer peridista español destinado allí--, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.

Lo más leído