Protesta por los abusos sexuales de los que le acusa su hija

Atacan la estatua de Woody Allen en Oviedo y le ponen el mensaje «Fuera pederastas»

Cubren con una bolsa de basura el homenaje de la ciudad al cineasta

La estatua de bronce que el Ayuntamiento de Oviedo colocó al director Woody Allen ha sufrido la vejación de unos desconocidos esta madrudaga, que le han colocado una bolsa de basura con un cartel que rezaba «fuera pederastas de nuestra ciudad».

La integridad de la estatua, ubicada en la céntrica calle Milicias Nacionales de la capital asturiana, ha sido restituida a lo largo de la mañana por la policía local. En esta ocasión no ha sufrido más daños, aunque es habitual que los vándalos despojen al monumento de las gafas de bronce, que han tenido que ser restituidas en varias ocasiones desde que fue colocado allí en el año 2003.

El cartel colocado sobre la figura de Allen hace referencia a la carta que su hija Dylan Farrow (Revela los abusos sexuales que sufrió a manos de su padre) publicó el pasado fin de semana en el New York Times, en la que relataba presuntos abusos sexuales de su padre adoptivo cuando era niña.

El cineasta estadounidense Woody Allen dijo después que estas acusaciones eran «falsas y vergonzosas».

Además, la publicista de Allen, Leslee Dart, recordó que «los expertos determinaron (tras salir a la luz las acusaciones) que no había pruebas creíbles sobre los abusos, que Dylan Farrow no era capaz de distinguir la fantasía de la realidad y que probablemente había sido inducida (a hacer las acusaciones) por su madre, Mia Farrow».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído