La italiana pagó a un actor que le acusó de agresión sexual cuando era menor

La actriz Asia Argento: de líder de #MeToo pasa a acusada de agresión sexual

La reacción de otras voces de #MeToo: dudar de la víctima

La actriz Asia Argento: de líder de #MeToo pasa a acusada de agresión sexual
Jimmy Bennett, la víctima, y Asia Argento, la agresora sexual. EP

La actriz y cineasta italiana -rebelde por decreto- ha vivido experiencias espinosas: varias depresiones, la violación del productor y el suicidio de su pareja, del que se la acusó socialmente

La bella desató una tempestad necesaria y ahora empiezan a salirle goteras en su propia casa. Fue la primera (El cabreo de Bill Clinton al sumarse Monica Lewinsky al #MeToo).

Asia Argento era a finales del año pasado una de las voces más destacadas del incipiente movimiento #MeToo contra los abusos sexuales a las mujeres. Estuvo entre las primeras en denunciar las agresiones de Harvey Weinstein, el superproductor y depredador sexual de Hollywood ( Ni en política, la galantería es una agresión machista. #Me Too, con reservas).

Según Argento, la violó en 1997, cuando tenía 21 años. Fue una de las protagonistas de un artículo de ‘The New Yorker’ en octubre del año pasado, en el que trece mujeres acusaban a Weinstein de violación y acoso.

Otras aparecieron más tarde. Argento fue una de las más activas en la denuncia y en visibilizar la lacra.

Esta primavera, dio un emotivo discurso en el Festival de Cannes, donde dijo que Weinstein la violó.

Ahora se ha sabido que al mismo tiempo que se convertía en una de las líderes de #MeToo, Argento trataba de enterrar otro caso de agresión sexual: el que ella había cometido. La actriz pagó 380.000 dólares a Jimmy Bennett, un joven actor que le acusó de haber abusado de él en 2013, cuando él tenía 17 años, según ha publicado «The New York Times».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído