En 2018 hubo 53 agresiones contra templos a lo largo de todo el territorio nacional

Presentan una moción contra los ataques a la libertad religiosa en España

Presentan una moción contra los ataques a la libertad religiosa en España
Pintada contra la Iglesia católica en la fachada de un templo. EP

Aconfesionalidad no es quitar las creencias del ámbito público. Los senadores Javier Puente, Rodrigo Mediavilla y Pablo Ruz han presentado una moción para proteger y cumplir mejor la libertad religiosa en España, apoyándose en los datos recabados por el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia en su informe de 2018.

En 2014 se produjeron 8 agresiones contra templos en España; en 2017 fueron 44; en 2018 fueron 53, según recoge el informe de ese año del Observatorio.

Sumados a otros ataques contra la libertad religiosa (actividades groseras contra los sentimientos religiosos, limitaciones injustificadas, agresiones físicas e insultos, etc.) en 2018 se produjeron 200 incidentes contra la libertad religiosa.

Ahora, estos tres senadores piden en una moción que los distintos partidos políticos respeten este derecho fundamental y velen porque se proteja y que se cumplan los tratados firmados por el Estado con las distintas confesiones.

Demandan que exista una vigilancia desde las Administraciones para que disminuyan los ataques y que ningún delito contra este derecho quede impune. Piden también mejorar la atención a las víctimas.

Por último, solicitan que las administraciones respeten y salvaguarden los símbolos religiosos que se encuentran en espacios públicos «como representaciones de las creencias de los ciudadanos».

Los senadores remarcan que el respeto hacia la libertad religiosa de los ciudadanos, no es únicamente beneficioso para los creyentes, sino que promueve que exista una «convivencia pacífica entre ciudadanos».

Entre los ataques a los templos destacan los intentos de prender fuego a varias iglesias. En julio de 2018 sofocaron un incendio provocado en la puerta lateral de la basílica de Santa María de Elche, en la provincia de Alicante. Precisamente, esta iglesia ya fue totalmente calcinada en 1936 durante la Guerra Civil Española.

Igualmente en julio de 2018 el deán de la catedral de Valladolid denunció otro intento de incendio de una de las puertas laterales de ese templo. Por su parte, en Canarias un hombre con numerosos antecedentes intentó prender fuego a la parroquia de San Bartolomé de Tirajana.

Además de estos graves ataques a lo largo de todo el territorio nacional se han reproducido y aumentado las profanaciones a iglesias. El vandalismo y también acciones sacrílegas contra el Santísimo han sido hechos que se han dado en varios casos en 2018.

También destacan las pintadas contra la Iglesia católica en las propias fachadas de los templos. Es importante alertar que gran parte de estos ataques se produjeron en la víspera y en la propia jornada del 8-M (Día de la Mujer Trabajadora), en el que las feministas radicales convocaron una huelga y decidieron atacar numerosas iglesias por toda España.

Otro de los elementos que marcan el informe de libertad religiosa de 2018 es el derribo de varias cruces de plazas y lugares públicos pese al rechazo de los propios vecinos. Los ayuntamientos, gobernados por la izquierda laicista, han destrozado estos monumentos en Callosa del Segura, Vall d´Uxió y Cuevas del Becerro.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído