La denuncia contra el arzobispo emérito de Washington data de hace 45 años

El Papa suspende al cardenal McCarrick por acusaciones «creíbles y sustanciadas» de abusos

El purpurado no recuerda los hechos denunciados, pero acepta la orden de no ejercer públicamente su ministerio

El Papa suspende al cardenal McCarrick por acusaciones "creíbles y sustanciadas" de abusos
Abrazo entre el Papa Francisco y el cardenal McCarrick Agencias

Aunque no tengo ningún recuerdo en absoluto de estos abusos denunciados, y creo en mi inocencia, lamento el dolor por el que ha pasado la persona que ha presentado la denuncia, así como el escándalo que tales denuncias causan a nuestra gente

(Cameron Doody).- A Francisco no le tiembla la mano a la hora de aplicar su política de «tolerancia cero» con los curas abusadores, incluso cuando se trata de venerables cardenales. El Papa ha suspendido del ministerio activo al que fuera arzobispo de Washington, el cardenal Theodore McCarrick, por una acusación «creíble y sustanciada» de abusos en su contra.

Así se desprende de sendos comunicados publicados este miércoles por las archidiócesis de Washington y Nueva York, esta última donde servía McCarrick como clérigo hace casi 45 años, cuando ocurrieron los supuestos abusos.

Según ha informado el cardenal Timothy Dolan, actual arzobispo de Nueva York, nada más recibir la denuncia, la archidiócesis la puso en manos de la policía y estableció, por su cuenta, un proceso de investigación independiente. Siempre según Dolan, McCarrick colaboró completamente con estas pesquisas, al igual que la Santa Sede, «que nos animó a continuar el proceso».

Aunque no se conocen los resultados de la investigación policial contra McCarrick, sí las conclusiones de la investigación de la Iglesia. O al menos las recomendaciones de la junta archidiocesana -compuesta por juristas, policías, padres, psicólogos, un sacerdote y una religiosa- que ha revisado el caso. Ésta ha determinado que las acusaciones contra McCarrick son «creíbles y están sustanciadas», y en base de estas conclusiones «el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, por orden del Papa Francisco, ha ordenado al cardenal McCarrick no ejercer públicamente su ministerio sacerdotal».

Por su parte, el arzobispo emérito de Washington, en un comunicado, ha afirmado su inocencia de todas las acusaciones que pesan sobre él, si bien dice que acepta la decisión de la Santa Sede.

«Aunque no tengo ningún recuerdo en absoluto de estos abusos denunciados, y creo en mi inocencia, lamento el dolor por el que ha pasado la persona que ha presentado la denuncia, así como el escándalo que tales denuncias causan a nuestra gente», ha declarado el cardenal McCarrick.

El arzobispo emérito de Washington, cardenal Theodore McCarrick

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído