"Un católico no debe actuar rompiendo la unidad"

Rouco defiende la unidad de España como un bien moral superior

"No puede ser que una parte de los ciudadanos quieran romper la unidad de la comunidad política"

Rouco defiende la unidad de España como un bien moral superior
Rouco Varela

El mantenimiento del orden constitucional garantiza el bien común, y guardar el bien común es un deber moral para los ciudadanos

(Cameron Doody).- Un católico «no debe actuar rompiendo la unidad de una forma unilateral«. El arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Rouco Varela, ha concedido una entrevista en la que ha sostenido que el independentismo «no es conciliable con la conciencia católica rectamente formada».

«No puede ser que una parte de los ciudadanos, de una parte de un Estado legítimamente constituido, quieran romper unilateralmente la unidad de la comunidad política. No lo deben hacer, si viven cristianamente», ha sostenido el purpurado en conversación con El Mundo.

Preguntado por los casos que se dieron tras el referéndum catalán del 1-O de recuentos de votos dentro de templos católicos, Rouco ha respondido que colocar urnas en una iglesia «está prohibido por el derecho canónico», además de algo que «choca con las obligaciones de la Iglesia de respetar el orden jurídico legítimo y legítimamente establecido».

En el caso catalán, ha profundizado el cardenal, el independentismo es particularmente peligroso porque la España de hoy «es la forma histórica, concreta, en la que se configura la comunidad política que asegura a los que formamos parte de ella bienes fundamentales y esenciales». Postura que, ha añadido, sigue siendo la doctrina de la Conferencia Episcopal, cuyo presidente, el cardenal Ricardo Blázquez, sigue defendiendo, en palabras de Rouco, que «el mantenimiento del orden constitucional garantiza el bien común, y guardar el bien común es un deber moral para los ciudadanos».

En esta misma línea, el cardenal Rouco se ha referido por último al intento que se ha dado en los últimos años de recuperar la memoria histórica. Algo que, ha dicho, «no es lo más oportuno que se haya podido hacer en el arranque del siglo XXI en España».

No tener en cuenta o querer revisar los frutos de la Transición -frutos que transcienden «lo sociológico y lo político» y que alcanzan «a los fundamentos mismos culturales y éticos de nuestro común camino»- «ni es oportuno, ni bueno», ha zanjado el purpurado.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído