Ángelus dominical desde Castel Gandolfo

Papa:»Quien no ama a los hermanos, no es un verdadero creyente»

"Jesús no ha venido a enseñarnos una filosofía, sino a mostrarnos un camino"

Una fe sin obras es una fe muerta

(RD/Efe).-El Papa Benedicto XVI recordó hoy a los fieles, en el rezo dominical del Ángelus celebrado en Castel Gandolfo, que lo que diferencia al verdadero creyente es su «corazón puro y generoso». Por ello, quien «dice que tiene fe, pero no ama a los hermanos, no es un verdadero creyente».

«Jesús no ha venido a enseñarnos una filosofía, sino a mostrarnos un camino. Este camino es el amor, que es expresión de la verdadera fe», afirmó el Santo Padre.

En este sentido, el Pontífice se refirió a la oposición del Apóstol Pedro cuando Jesús le anuncia que debe padecer y morir. Entonces, Jesús le reprocha que «no basta creer que Él es Dios, sino que es necesario seguirle por su mismo camino, el de la cruz».

Benedicto XVI recalcó este mensaje repitiendo las palabras del Apóstol Santiago, quien defendió que «una fe sin obras es una fe muerta«.

Asimismo, invitó a los fieles a aprender de la Virgen María, quien no perdió su fe cuando vio a su Hijo crucificado, y destacó las palabras de san Juan Crisóstomo en el día de su festividad: «Uno puede hasta tener una recta fe en el Padre y en el Hijo y en el Espíritu Santo, pero si no tiene una vida recta, su fe no le servirá para la salvación».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído