Crónica del Brose Baskets-Unicaja, 65-69

El Unicaja ha conseguido una importante victoria (65-69) en la difícil cancha del Brose Baskets, lo que le permite colocarse en lo alto del grupo B de la Euroliga gracias a un partido muy peleado en el que los malagueños se impusieron merced a un fenomenal último cuarto, al que llegaron con desventaja en el marcador, pero en el que consiguieron un parcial de 2-21.

El comienzo fue como se esperaba, con un Brose Baskets imprimiendo mucha intensidad al juego e intentado hacer valer su condición de local con una salida que calentase la grada. El Unicaja, no obstante, se mantuvo firme gracias a la aportación ofensiva de Printezis y Freeland.

Muy pronto dio salida Aíto García Reneses a Rod Blackney, el base recientemente contratado por el equipo cajista para suplir al lesionado McIntyre. Blackney mostró buenas maneras, y ayudó con su dirección de juego al triunfo cajista.

Sin demasiados apuros, los malagueños llegaron al final del primer cuarto a dos puntos de los alemanes. Del lado germano, Suput en la anotación y Hines, bajo los aros, representaban las principales amenazas. Sin embargo, era Freeland quien se erigía en dominador de la zona interior, encestando con una facilidad inusitada, y alcanzando los 13 puntos cuando llevaba tan sólo 11 minutos en la cancha.

La igualdad en el choque era total. Ninguno de los dos contendientes se sentía superior a su rival, aunque los costasoleños, a pesar de contar con varias oportunidades para ello, no consiguieron colocarse por delante en el marcador. Las defensas se imponían en general a los ataques, y el campeón de la liga alemana encontró canastas cómodas únicamente en los escasos contraataques de los que dispusieron, ya al borde del descanso.

A la salida de vestuarios, Printezis y Pleiss escenificaron esta simetría en el encuentro al finalizar con sendos mates los primeros ataques de cada uno de los equipos. Joel Freeland seguía a lo suyo, anotando bajo la canasta y evidenciando que la defensa del pívot Tibor Pleiss, que no obstante firmaba un buen partido en ataque, era insuficiente para frenarlo.

Precisamente la salida del pívot británico del Unicaja, provocada por su tercera falta personal con demasiado tiempo de partido por delante, bloqueó la producción anotadora de los malagueños. El Brose aprovechó esta circunstancia para separarse por primera vez de manera clara en el marcador, con 8 puntos.

Ante este panorama, Aíto se vio obligado a pedir un tiempo muerto y volver a dar entrada al campo al ‘gigante’ inglés. Los malagueños echaban de menos a su pívot Archibald, ausente por una lumbalgia.

Y sin embargo, el último episodio del partido trajo la mejor versión de los andaluces, que con un parcial de salida de 0-9 consiguieron adelantarse en el marcador. Un gran tapón de Lima, que completó él mismo con un ‘alley oop’ en el contraataque, colocó a Unicaja con 3 puntos de ventaja, la mayor diferencia a favor de los malagueños en el partido. En un abrir y cerrar de ojos, los germanos habían perdido su ventaja y su confianza.

Los cajistas defendían con fuerza y atacaban con mucho acierto, provocando un tiempo muerto del Brose. Sin embargo, esto no consiguió frenar la escalada de juego malagueño, liderada en este caso por Barrera y Lima. El parcial se había ampliado a un imponente 2-21, enmudeciendo al ruidoso Stechert Arena, algo ante lo que el equipo alemán ya no pudo reponerse.

FICHA TECNICA.

–RESULTADO: BROSE BASKETS, 65 – UNICAJA, 69.

–EQUIPOS.

BROSE BASKETS: Goldsberry (5), Gavel (7), Jacobsen (6), Suput (11), y Pleiss (8) — cinco inicial–; Tadda (3), Hines (8), Roberts (13), Stuckey y Terry (4).

UNICAJA: Barrera, Rodríguez (5), Blanco (11), Printezis (6), Freeland (19) — cinco inicial–; Freire, Jiménez, Blackney (11), Tripkovic (3), Lima (14) y Rubio.

–PARCIALES: 20-18, 17-15, 14-10, 14-26. Eliminaron por faltas personales a Goldsberry del cuadro local.

–ARBITROS: Zoran Sutulovic (MON), Spiros Gkontas (GRE), Nicola Maestre (FRA).

–PABELLON: Stechert Arena. 6.000 espectadores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído