"Dos goles del Barça son propiciados por el mediocre Carvajal, que no da la talla"

Julián Ruiz: «Benzema tuvo cinco oportunidades y metió menos de la mitad. Es una vergüenza»

El conjunto azulgrana, liderado por Messi e Iniesta, vence en el Bernabéu y aprieta la Liga

Julián Ruiz: "Benzema tuvo cinco oportunidades y metió menos de la mitad. Es una vergüenza"
Karim Benzemá. RM

El estrepitoso 'tándem' Ancelotti-Zidane sigue sin ganar un partido importante en toda la temporada

Julián Ruiz, en su blog ‘Cortador de césped’, ajusticia a varios jugadores del Madrid tras caer en el Bernabéu contra el Barcelona. A pesar de que el delantero centro del Madrid anotó un doblete, el productor francés alancea al francés:

[Luis] Suárez hace tres goles de cero oportunidades. Benzema tuvo cinco claras y metió menos de la mitad. Es una vergüenza, Zizou.

Otro de los que tampoco sale bien parado de la agria y feroz critica de Ruiz es el lateral derecho del conjunto blanco:

Dos goles del Barça son propiciados por el mediocre Carvajal, que no da la talla.

Pero si hay algún responsable de la debacle merengue en Chamartín a ojos del colaborador de Elmundo.es ese es Ancelotti. O mejor dicho, la dupla que conforman el técnico italiano y su ayudante, Zinedine Zidane:

El partido de la risa. Jamás habíamos visto a Madrid y Barça con tantos disparates, con semejantes fallos tácticos, posicionales, transgrediendo constantemente el más simple sentido común futbolístico

[…]

Ahí tenemos al increíble ‘tándem’, al ridículo ‘tándem’ de Ancelotti, con el ‘valido’ del rey Florentino, el ínclito Zizou. El estrepitoso ‘tándem’ sigue sin ganar un partido importante en toda la temporada. De sus cuatro partidos con el Barça y el Atlético, ha perdido tres y sólo ha empatado uno y, de milagro, en el Manzanares. Ya me dirán como se puede ganar así una Liga. Ni el Trofeo del Jamón, algo que le gusta tanto a Ancelotti.

EL BARCELONA APRIETA LA LIGA TRAS GANAR 3-4 EN EL BERNABÉU

El FC Barcelona dio un golpe de autoridad en el Santiago Bernabéu y se impuso al Real Madrid (3-4) en un partido que tuvo todos los ingredientes que se le presuponen a un ‘clásico’, y que deja a los azulgranas terceros en Liga a tan solo un punto del nuevo líder, el Atlético de Madrid, y a los blancos igualados a puntos con los ‘colchoneros’.

Desde el principio del partido se notó lo que estaba en juego: la Liga. Tanto Madrid como Barcelona salieron a tumba abierta, en busca del gol, sin contemporizar. Los barcelonistas golpearon primero, un buen pase de Messi a la espalda de Carvajal dejó solo a Iniesta, que definió con la zurda de manera impecable, el Barcelona se adelantaba y tan solo era el minuto 6.

El gol no calmó los ánimos de ninguno de los dos equipos, sino al revés. Los siguientes veinte minutos fueron un constante ir y venir de ocasiones. Benzema falló una muy clara y a continuación Messi le dio la réplica errando donde no suele errar. A partir de ese instante los de Ancelotti ‘bailaron’ al ritmo que marcó Di María. El argentino se convirtió en una pesadilla para un desafortunado Alves, desde la banda izquierda llegaron los dos primeros goles del Madrid.

Fueron dos jugadas calcadas, dos desbordes del internacional argentino que acabaron con un centro al área donde esta vez sí, Benzema no falló. El francés superó a Mascherano por arriba y por abajo e hizo dos goles para los ‘blancos’ en apenas cuatro minutos y pudieron ser tres en ocho de no ser porque la defensa del Barça lo evitó.

Desde ahí hasta el descanso los locales se echaron atrás en busca del contragolpe y los de Martino se hicieron con el control del partido. Los blaugrana se aproximaron al área y en una de esas llegadas Messi se sacó de la chistera una gran jugada que, tras pasar por Neymar, acabó culminando. Messi perdona una vez, pero no suele hacerlo dos. Así se llegó al descanso.

La segunda mitad trajo consigo la polémica, que no suele faltar en los ‘clásicos’. Undiano tuvo trabajo como era de esperar. Primero en una acción de Cristiano Ronaldo –desacertado en los primeros 45 minutos– en la que el portugués ganó una carrera a Alves que le derribo. El colegiado señaló penalti, pero la acción se produjo fuera del área. Cristiano no perdonó desde los once metros.

Poco después llegó la jugada que condicionó el resto del encuentro, Messi con un gran pase dejó solo a Neymar delante de Diego López y Ramos derribó al ’11’ del Barcelona, penalti y expulsión. El astro argentino marcó su segundo tanto de la noche y Ancelotti se vio obligado a dar entrada a Varane por Benzema.

Desde ese momento el Barça encerró a los madridistas y el líder se encomendó a su público y a una entrega encomiable. Alves mandó un disparo al poste y los blancos comenzaron a buscar en velocidad a Cristiano y a Bale, ambos algo imprecisos pero dejándose todo lo que tenían dentro. Entonces llegó una nueva polémica, Iniesta dentro del área se fue de Carvajal y Xabi Alonso y cayó al suelo, Undiano no lo dudó y pitó el tercer penalti de la noche, que a Messi le sirvió para demostrar que el Madrid en cuanto a eficacia goleadora es su rival favorito. 3-4 y seis minutos para la finalización.

Entonces los de Ancelotti se fueron arriba en busca del empate, con un hombre menos, e intentaron recurrir a un arma que les suele funcionar pero que esta vez no sirvió: la épica. Así pues, la liga española queda totalmente igualada, con tres equipos en un punto, con nueve jornadas aún por disputarse y con unos cuartos de final de la Liga de Campeones entre medias.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído