Diario de una Corazonada

Me acordaré de Obama por mucho tiempo

Ahora lo importante es no caer en primera ronda

Hoy es el día. Hoy es el día en el que me acordaré de Obama durante algún tiempo. Chicago es la primera en hablar a partir de las nueve de la mañana. Consecuencia primera: el «lider del mundo libre» llega entre los primeros y los accesos los cierran a las siete la mañana hasta que sea seguro. Consecuencia dos: acabo de salir del hotel hacia el Belle Center y son las cinco de la mañana.

Después de ayudar a poner las calles, nos dirigimos a la inmensa sala de prensa (al menos 2000 puestos de trabajo). Y allí a escuchar, a escribir y esperar que la Corazonada siga latiendo. Café y manzanas para desayunar. Estos daneses son insultantemente sanos.

Son tan sanos que se han inventado un taxi redondo en el que los pasajeros ayudan al conductor pedaleando. Eso lo pudimos ver este jueves cuando las cuatro delegaciones se sumaron a una «carrera» en bici por la calles de Copenhague.

Lo más divertido fue ver a Indurain (cinco veces consecutivas campeón del Tour de Francia) subido en esa especia de bicicleta redonda que técnicamente se llama Nordic No-Emision Cycle-Taxi. (www.EcoTaxi.dk).

De la sensación que vivimos aquí, según pudimos saber ayer desde el Hotel Marriot, está todo muy ajustado y lo más importante es no caer en primera ronda.

Por cierto, Madrid habla en último lugar. Justo después de comer. Esperamos que los miembros del COI que luego tienen que votar no tengan una digestión pesada.

Hoy el día de la Corazonada.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído