Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Terrorismo islamista en Siria o el daltonismo políticamente correcto

La reiteración de gravísimos atentados suicidas en Damasco creo que confirma algunas ideas aquí expuestas sobre el conflicto sirio. Y, por eso mismo, desautoriza la visión «pacifista» de la oposición siria que algunos en España y en el resto de Occidente han estado transmitiendo con algunas notables excepciones.

I. SIRIA, LA OPOSICIÓN ISLAMISTA AL GOBIERNO RELIGIOSAMENTE TOLERANTE DE ASSAD
En un análisis publicado electrónicamente el 30 de agosto de 2011, titulado «Revueltas en Siria: ¿en la encrucijada o hacia el precipicio?«, al que me referí en este blog decía, entre otras cosas, que:

La primera conclusión que debe hacerse es que la violencia se extendido a varias zonas del país y que tiene origen diverso. Ha habido numerosas manifestaciones violentas y no puede hablarse, en sentido general, de “manifestaciones pacíficas”.
(…)
Un análisis de las manifestacione (…) nos permite concluir en segundo lugar que las manifestaciones violentas se han generado en zonas con alta presencia del grupo islámico sunnita radical de los “Hermanos Musulmanes”.
(…) las zonas, ciudades o barrios donde más graves han sido los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y elementos armados contrarios al gobierno han sido precisamente aquellas donde el radicalismo islámico sunnita de los “Hermanos musulmanes”.
(…)
La oposición armada pretende, está claro, el caos y conducir el país hacia el abismo, que es también el interés de las potencias extranjeras que buscan anular el papel de Siria en la región. En este sentido, conviene advertir que, aunque no se informe de ello en los medios occidentales, la oposición armada ha iniciado en las regiones donde tiene mayor apoyo (Homs, Latakia) una estrategia de terror (bombas, secuestros, asesinatos).

II. LA IDEOLOGÍA DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO CULPA DE LOS ATENTADOS AL MISMO RÉGIMEN … DEL QUE DICE QUE LO DEBILITAN
En las últimas semanas se ha visto que en Damasco, ciudad relativamente tranquila o no afecta en su mayoría a la rebelión violenta contra el gobierno sirio, se han producido gravísimos atentados suicidas.
Mientras el gobierno ha culpado a grupos terroristas islamistas sunnitas, la oposición no ha dudado en culpar al propio gobierno sirio de haber organizado esos atentados. Naturalmente, la prensa «seria» y políticamente correcta ha alimentado la tesis de que es el propio gobierno sirio el que está detrás de los atentados … sin tener la prevención de pasar por la vergüenza de contradecirse. Veamos El País de 7-I-2011).
Por un lado se lanzan graves sospechas contra el gobierno sirio en artículos de Enric GonzálezEl nuevo atentado en Damasco arroja más sombras sobre el régimen«) y Ángeles EspinosaUna sospechosa brecha de seguridad«)…
pero, por otro lado, en el editorial del periódico del mismo día («Siria, sin salida«) se afirma que «la irrupción del terrorismo tras las revueltas pacíficas (sic) debilita doblemente al régimen».
La conclusión es obvia: si el terrorismo debilita al régimen: ¿es razonable pensar que está provocado por el propio régimen?

III. DOS ANÁLISIS QUE SE SEPARAN DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO
En este lamentable panorama debo mencionar a dos buenos analistas, muy diferentes y divergentes entre sí que, sin embargo, no padecen en este asunto el daltonismo de lo políticamente correcto.

Por un lado, Óscar Elía, que en un breve artículo publicado el día de Navidad («Siria, Al Qaeda y la reducción moral«) decía:

Más allá de la simple evidencia del carácter despótico de Assad, conviene huir de la mistificación moral de unos y otros. En especial de los que vienen a sustituirle, que por el hecho de oponérsele no atesoran ninguna superioridad moral sobre el dictador. Algunos amenazan con no ser mejor alternativa: otros con ser aún peor.
¿Por qué, entonces, depositamos nuestra simpatía en éstos últimos?

Por otro, Miguel Anxo Murado, que en un reciente artículo publicado el 8 de enero de 2012 («Una incómoda coalición contra Siria«), afirma:

Mal que pese a los medios occidentales, que estos días hacían equilibrios para negar la evidencia, los atentados que han empezado a hacerse frecuentes en Siria son obra de Al Qaida. La insinuación de que el régimen estaría matando a sus propias fuerzas de seguridad carecen de base y de lógica. La participación de Al Qaida, sin embargo, encaja bien en un contexto que es más complejo que la simple lucha contra una dictadura.
(…)
La caída del régimen de Sadam Huseín no hizo sino llevar ese conflicto entre Irán y Arabia Saudí a Irak, resultando en una guerra civil en la que los iraníes han apoyado a la mayoría chií, y los saudíes, a la minoría suní. Al Qaida, que hay que entender como una variante radicalizada de las tesis saudíes, no tardó en aparecer para hacer la guerra a los heterodoxos «chiíes» en nombre de la ortodoxia.
(…)
El régimen de Al Asad es el único aliado de Irán en la zona. Aunque la revuelta contra él tiene sus raíces en la opresión que padecen los sirios, los saudíes se han apresurado a financiarla a través de los islamistas, que son mayoría entre los opositores. Turquía, otro aspirante a poder regional, también compite por el favor de la oposición siria para extender su influencia en un futuro. Y lo mismo hace Al Qaida, aunque en su caso lo que intenta es radicalizar las protestas a través de sus atentados. Cuando el régimen caiga en Damasco se verá quién de los tres es el ganador. Por el momento, es importante ser conscientes de que esa extraña e incómoda coalición es a la que se ha sumado Occidente.

IV. DALTONISMO POLÍTICO
La acusación al gobierno sirio de estar detrás de los atentados que destruyen edificios del servicio secreto del propio gobierno sirio y mata a miembros del mismo ha sido recogida, entusiásticamente, en España y otros países occidentales por periódicos que no han dudado en descartar como «conspiranoicas» las hipótesis que cuestionan la versión oficial de atentados como el del 11-S.
Lo que en el 11-S es «conspiranoico», en Damasco es razonable.
No deja de ser curioso.

ARTÍCULOS SOBRE LA CRISIS SIRIA EN ESTE BLOG
Salto cualitativo en la guerra de Siria con la intervención directa de Rusia y de Estados Unidos (17-IX-2015)
La hipocresía occidental en Siria alcanza una nueva cota (30-VIII-2014)
Siria, Obama o la guerra perpetua (8-IX-2013)
Siria: razones y sinrazones de una nueva fase de la guerra (28-VIII-2013)
Última consecuencia (por ahora) de la guerra de Siria: ofensiva sobre Gaza (16-XI-2012)
Siria: el vergonzante apoyo de Occidente al islamismo (8-IV-2012)
USA: Marruecos y Siria: doble vara de medir para el mundo árabe (28-II-2012)
La política exterior de Rajoy a la deriva (II): Oriente Medio (16-II-2012)
Siria y USA: ¿a quien quiere engañar Hillary Clinton? (9-II-2012)
Terrorismo islamista en Siria o el daltonismo políticamente correcto (10-I-2012)
Guerra de mentiras en el conflicto de Siria (30-IX-2011)
La crisis en Siria (31-VIII-2011)

Autor

Carlos Ruiz

Catedrático de Derecho Constitucional

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz

Catedrático de Derecho Constitucional

Lo más leído