Nuevas profesiones de la era digital

Las aplicaciones para smartphones crearán 4,8 millones de empleos

Se trata todavía de un negocio naciente que, en la actualidad, proporciona empleo a más de un millón de desarrolladores en la Unión Europea y a más de dos millones de profesionales del marketing y de los soportes publicitarios para móviles

Las aplicaciones para smartphones crearán 4,8 millones de empleos
Aplicaciones para dispositivos móviles.

Quién iba a decirle a usted hace diez años que la aparición de los smartphones, o teléfonos inteligentes, iba a dar lugar al surgimiento de nuevas profesiones. Pero lo cierto es que las aplicaciones para este tipo de dispositivos constituyen un buen filón para la creación de empleo. Según el informe Sizing the EU app economy, elaborado por Gigaom Research, en los próximos cuatro años la economía de las apliaciones debería generar 4,8 millones de puestos de trabajo en la Unión Europea.

La economía de las aplicaciones nació en 2008, cuando Apple lanzó la App Store. Después de este ‘big bang’, el ecosistema que gravita a su alrededor se fortaleció de forma considerable. La UE supo hacerse, en seguida, un hueco en el mercado de las aplicaciones. Se trata todavía de un negocio naciente que, en la actualidad, proporciona empleo a más de un millón de desarrolladores en la Unión Europea y a más de dos millones de profesionales del marketing y de los soportes publicitarios para móviles.

Según el informe, realizado en el marco de la iniciativa StartUp Europe, lanzada por la Comisión Europea para crear un entorno adecuado para los emprendedores relacionados con la web y las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, del total de 4,8 millones de empleos nuevos que se crearán en este sector de aquí a 2018, 1,8 millones corresponderán a los desarrolladores y otros 3 millones a las funciones de marketing y soportes publicitarios.

Este negocio, que en 2013 facturó 17.500 millones de euros en la UE, y que el informe estima que generará 63.000 millones de euros en 2018, no consiste únicamente en crear y vender aplicaciones para generar beneficios, sino que también incluye la prestación de servicios a otras empresas ajenas al negocio de las aplicaciones pero que emplean éstas para comercializar y respaldar sus principales producciones, como servicios financieros o comercio al por menor. De la misma forma, los nuevos empleos no se circunscriben solo a las empresas que desarrollan aplicaciones. Los subcontratados, los independientes y las pequeñas agencias también se benefician de todo ello.

En este juego, las empresas europeas salen relativamente bien paradas. Aunque la mayor parte de las plataformas surgieron en Estados Unidos -Androide de Google, iOS de Apple y los desarrollos de Facebook-, los desarrolladores europeos se muestran hábiles a la hora de extraer ingresos de la economía de las aplicaciones. De hecho, los empresarios europeos de este sector representan el 42% de los ingresos generados por el negocio de las aplicaciones tanto en Europa como en Estados Unidos. Es la misma cuota de mercado que tienen las firmas estadounidenses.

La rama de videojuegos para móvil es el principal motor de este sector. El informe destaca también que las empresas de más éxito se reparten de forma desigual por Europa. Los países nórdicos, con las joyas finlandesas Rovio (Angry Birds) y Supercell, o incluso King.com, el editor de Candy Crush, creado en Estocolmo en 2003, lideran las ganancias generadas por la economía de las aplicaciones. Otros países como el Reino Unido, Alemania y Francia también han visto nacer empresas que quieren abrirse camino más allá de su mercado doméstico.

Los empleos creados gracias a los smartphones son cualificados y bien pagados: más del 30% de los codificadores europeos ganan más de 50.000 euros anuales. Lo mismo sucede con quienes ejercen esta profesión de forma independiente y a distancia. Además, un número significativo de empleos asociados con las aplicaciones, como los relacionados con las pruebas de las mismas, o los expertos en todo lo relacionado con los móviles, también se van a beneficiar de ello.

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lo más leído