La oferta de ocio toma la delantera

Cómo la industria del streaming en China se beneficia del coronavirus

Desde el confinamiento por la epidemia del coronavirus, millones de personas se refugian en el contenido ofertado por las plataformas de streaming. China se ha convertido en el centro neurálgico de esta actividad en el mundo.

Cómo la industria del streaming en China se beneficia del coronavirus

Más información

Las plataformas streaming o plataformas virtuales han revolucionado nuestra manera de consumir productos audiovisuales. Ahora, la manera de ver películas, programas y más ha cambiado gracias a las facilidades brindadas por las plataformas antes mencionadas.

Desde la aparición de Netflix en 2007, que fue cuando comenzó a darse a conocer con mayor fuerza, esta plataforma de internet fue una novedad para todos los amantes del cine, ya que ahora podían disfrutar de sus filmes favoritos sin salir de casa todo por un cobro mensual que les permitía disfrutar de la película que quisieran a cualquier hora.

El público ha estado siguiendo, desde hace un buen tiempo, transmisiones en vivo de celebridades y personas comunes y corrientes cantando, cocinando y mucho más. Las plataformas streaming, se han posicionado muy bien en el mercado mundial.

Actualmente, tras el confinamiento por la alarma mundial de la pandemia del COVID-19, las audiencias suben cada día más.

A fines de enero, las transmisiones en vivo de la construcción de dos hospitales en Wuhan resultaron sorprendentemente populares en internet y se hicieron virales.

Muchos en la industria reconocieron el atractivo que estas emisiones tuvieron entre el público durante la cuarentena, y así surgieron rápidamente programas nuevos en los servicios de transmisión en línea.

La industria del streaming en china

Según datos, casi la mitad de los más de 730 millones de internautas chinos tienen una cuenta en alguna de las decenas de plataformas locales que emiten vídeo en directo.

Se trata de una industria cuyo valor supera los 5.000 millones de dólares, según estimaciones de Credit Suisse, y que hace un lustro prácticamente no existía.

El streaming en vivo, es popular en China como entretenimiento en general y se ha expandido por todo el mundo su popularidad. La firma de investigación iiMedia estima que 501 millones de personas lo usaron este año para ver a una amplia gama de aficionados compartir sus vidas: a veces simplemente sentados en su habitación conversando con la cámara, a menudo durante horas. Los espectadores se sienten cada vez más cómodos pagando para ver o comprar cosas en ese medio.

Más de la mitad de la audiencia de streaming en China vio una transmisión de compras en la primera mitad de 2019 y el 40 por ciento hizo una compra.

Es importante destacar que, el modelo de negocio en China es distinto del de Occidente. La emisión en directo se considera como una rama más del entretenimiento y desde sus inicios se incorporó el concepto de los regalos virtuales, lo que disparó los incentivos para seguir produciendo.

La transición del ordenador a los dispositivos móviles ha rebajado las barreras de entrada y multiplicado las audiencias», explica Rhea Liu, analista de China Tech Insights. Según un estudio, cuatro de cada diez usuarios de estas plataformas se han gastado dinero enviando regalos en el último mes, un 5% por valor de más de 130 euros.

Antes del brote de coronavirus, la ciudad de Wuhan estaba ganando reputación de ser el lugar más idóneo para las transmisiones en vivo en China.

El periódico South China Morning Post escribió en noviembre de 2019 un artículo en el que señala que las compañías estaban invirtiendo millones de dólares en la ciudad, que estaba «deseosa de impulsar la innovación y generar los próximos grandes unicornios tecnológicos».

Después de que Wuhan declaró la cuarentena el 23 de enero, los videodiarios se volvieron populares cuando los residentes comenzaron a detallar su vida cotidiana durante el aislamiento.

Sin embargo, las aplicaciones de transmisión en vivo de China tienen una lista estricta y extensa de pautas para que los usuarios de China continental no publiquen contenido que se considera subversivo hacia el Estado.

La cuarentena y el streaming

La cuarentena por el Covid-19 ha traído como consecuencia que el streaming sea más atractivo. La audiencia de Douyin, Kuaishou y otras aplicaciones aumentó a 574 millones durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar, un 35 por ciento más que en 2019, según el consultor Questmobile. Los usuarios vieron en promedio 105 minutos diarios de videos en línea, frente a 78 minutos el año pasado.

El periódico Guangzhou Daily informó el surgimiento de un nuevo género de reality shows en la nube, en el que los artistas solo necesitan un teléfono móvil o una computadora y una buena red de internet para ser parte de un espectáculo.

Desde el 8 de febrero, un programa de cocina de una hora llamado Eat Well que se transmite por Youku, un sitio similar a YouTube, lleva a los espectadores al interior de las casas de diferentes personas y muestra a una persona diferente cada día preparando una comida casera.

Estos nuevos programas, junto con las restricciones del gobierno chino sobre los movimientos de gente como resultado del coronavirus, abrieron el juego para los productores de reality shows.

Cerca de 780 millones de personas en China (más de la mitad de la población) ha experimentado alguna forma de aislamiento desde finales de enero.

Con el tiempo, todos esperamos que la epidemia llegue a su fin, las actividades sociales y económicas se reanuden… Pero algunos analistas afirman que este podría ser el momento en que las personas se sientan realmente cómodas ejercitando, cocinando y festejando junto a una transmisión en vivo.

“Los cambios recientes en el interés del usuario por el entretenimiento en línea y los cambios de comportamiento podrían mantenerse por un periodo más largo”, advierte Alicia Yap, analista de la industria del internet de Citigroup.

De esta manera, el coronavirus suma otra arista de los tantos cambios que ocasiona en el presente y el futuro de la humanidad.

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído