Las tecnologías de info-entretenimiento son un equipamiento vital de los automóviles del Siglo XXI

Los sistemas operativos a la conquista del coche

La llegada de los grandes jugadores del sector de software e internet a los salpicaderos de los principales fabricantes de coches va a conseguir universalizar una pléyade de servicios mucho más variada de lo que nunca hemos imaginado

Los sistemas operativos a la conquista del coche
ios carplay 2014 3(1) Borja Fadón de la Pedraja

Por si esto fuera poco, todo ello se va a poner a disposición del cliente a un coste mucho más justo y por supuesto accesible, ya que será cada usuario el que decida qué utilidades contrata y cómo las necesita utilizar en cada momento. Una muestra más de que el cliente demanda el control de lo que compra, la filosofía que late detrás de Next Auto, una startup española convencida de la necesidad de renovar el anquilosado sector de los seguros.

General Motors o Hyundai han confirmado ya la integración de Android Auto o iOS Car Play en los próximos meses, un hito para los sistemas multimedia tal y como los conocemos hoy en día. La llegada de Google y Apple a nuestros salpicaderos va a suponer una estandarización de las interfaz de usuario independientemente del vehículo que se conduzca, quedando en manos de los pasajeros el aprovechamiento que se haga del sistema, que además será totalmente personalizable.

Android Auto y iOS Car Play serán una herramientas de tipo todo-en-uno que solo necesitarán de la vinculación con el Smartphone para funcionar a pleno rendimiento, permitiendo así ampliar las posibilidades de tu teléfono una vez te pongas a los mandos del coche con aplicaciones propias enfocadas a diversos aspectos de la conducción. Los fabricantes de coches van a tener que olvidarse por tanto de los caros sistemas de info-entretenimiento ofrecidos como parte de una larga lista de equipamiento opcional, perdiendo un jugoso negocio que por tanto afecta a diversos intereses cruzados y que pasa a manos de los gigantes tecnológicos.

El fabricante de coches se limitará a instalar el hardware y sin embargo implica una consecuencia para los usuarios, la dependencia del Smartphone se incrementa y la necesidad del uso de datos móviles puede dispararse, pues los sistemas de navegación y los servicios de streaming necesitan consumir un importante ancho de banda para su funcionamiento. Al mismo tiempo existe la problemática de qué hacer cuando el dispositivo no esté presente, pues las interfaces han sido diseñadas exclusivamente para prolongar e integrar del mejor modo a nuestro smartphone.

Mitsubishi Electric ya tiene un modelo desarrollado partiendo de la plataforma Android propiedad de Google. La casa japonesa ha rediseñado el salpicadero de un Cadillac eliminando cualquier mando y pantalla tradicional con una capacidad de personalización total y una interfaz múltiple controlada por un único procesador de Texas Instruments. Mitsubishi ha integrado hasta tres fuentes de información (consola central, cuadro de instrumentos y HUD) para ofrecer a conductor y pasajeros múltiples posibilidades que se pueden personalizar en temas y disposición de los mandos. Los controles pasan a ser táctiles y permiten gestionar a la vez navegación, reproducción multimedia, acceso a internet, manos libres, etc.

Las firmas especializadas en sistemas de navegación GPS son unos de los afectados directos por este desembarco de Google y Apple en los salpicaderos. Casas como TomTom se enfrentan ahora a un importante reto para no quedarse vacíos de contenido, y tendrán que ofrecer servicios bajo demanda. Convertirse en proveedor de mapas y servicios para sistemas de conducción autónoma es un negocio valorado en miles de millones de euros, y hacia ese objetivo es donde están obligadas a enfocar su negocio.

En estos momentos los servicios de mapas ofrecen información de tráfico, actualizaciones periódicas y vinculación de múltiples capas para ofrecer servicios como localización de gasolineras o restaurantes, pero la irrupción del coche autónomo va a incrementar la necesidad exponencialmente. Mapas en tres dimensiones con realidad aumentada o la predicción sobre el resto de usuarios de la vía será información vital, pero sobre todo deben estar dotados de una exactitud y precisión de localización total, con una actualización inmediata para evitar cualquier tipo de sorpresa en los trayectos, y en ese campo los fabricantes de GPS tienen mucho recorrido ganado. En la actualidad, Google, TomTom y Nokia HERE Maps se reparten este pastel, pero queda mucho recorrido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído