El negativo impacto económico del ilegal 'procés' independentista sobre los propios catalanes

Cataluña pasa de ser la locomotora al furgón de cola de la economía española

La AIReF asegura que el impacto económico regional si ha estado en línea con los malos augurios

Cataluña pasa de ser la locomotora al furgón de cola de la economía española
Cataluña, independentismo, independencia, fanatismo y mentiras. CT

Está siendo tan malo, como pronosticaron los pesimistas, pero no para el conjunto de España sino para la región catalana en concreto.

Los peores augurios económicos que se lanzaron en octubre de 2017 sobre los efectos derivados de conflicto político en Cataluña no se han cumplido en lo que a la economía española se refiere, pero son bastante acertados en lo que afecta a la catalana.

El Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal e incluso el propio Gobierno reconocen que el impacto de la tensión política no ha sido tan doloroso para el crecimiento económico español.

Los tres han revisado al alza sus previsiones de crecimiento para la economía española para 2018, hasta el 2,7%. La AIReF incluso considera que podría llegar al 3%.

Pero que no haya sido tan doloroso no significa que haya sido indoloro. Al menos no lo considera así la AIReF que ayer publicó un análisis de monitorización de la economía catalana que ha realizado desde octubre pasado y que constata que aunque a nivel nacional el procés no ha frenado la economía si hay efectos en el análisis regional, que permiten asegurar al organismo presido por José Luís Escrivá que la economía catalana ha perdido el liderazgo del crecimiento en el conjunto de España.

En octubre de 2017, la previsión de crecimiento para Cataluña era superior en 0,36 puntos porcentuales a la del resto de España, ahora se sitúa en 0,18 puntos porcentuales por debajo, según se deriva del modelo Metcap, con el que la AIReF ha estado monitorizando la actividad en Cataluña desde el pasado mes de octubre. Tan solo otras dos comunidades autónomas han empeorado su previsión de crecimiento la Comunidad Valenciana y Murcia.

El análisis no dista demasiado del que hizo hace unos días el presidente de la CEOE, Juan Rosell cuando advertía que el efecto económico del procés se verá a largo plazo cuando se constate que las decisiones de inversión se están trasladando fuera de Cataluña, aunque el presidente de la CEOE se refería al desvío de inversiones a otros países, no es de descartar también a otras regiones españolas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído