¿SERVICIO EFICIENTE?

Cabify: deja tirado a un cliente, pierde el tren, el trabajo y le ofrece 10 euros de descuento

Cabify: deja tirado a un cliente, pierde el tren, el trabajo y le ofrece 10 euros de descuento
Imagen de un reclamo publicitario de Cabify.

Los hechos se remontan a primeros de junio en Alicante. La empresa VTC Cabify, de reciente implantación por cierto en la capital de la Costa Blanca, ha dejado literalmente tirado a uno de sus clientes.

Según ha explicado el afectado a Periodista Digital aportando toda la documentación que así lo acredita, todo ocurría el pasado 4 de junio. El cliente había solicitado con la debida antelación una reserva para tener un coche VTC a las 6:15 de la mañana, con tiempo suficiente para tomar el AVE con destino a Madrid que partía desde la terminal de Alicante a las 7:14.

La reserva quedaba confirmada por Cabify pero sin embargo después de muchos minutos de espera, intentos de contactar con la empresa, nerviosismo y muchas operaciones a través de la App para lograr que llegase su servicio… el coche nunca se presentó y el cliente, Jesús Suárez, tuvo que recurrir a un taxi pero ya con el tiempo tan justo que perdía el tren y su importante reunión de trabajo en Madrid.

Pero el calvario no había hecho más que empezar: Es imposible contactar con responsables de Cabify física o telefónicamente. La única fórmula posible es a través del correo electrónico y mediante ese procedimiento el cliente enviaba un completo informe de lo ocurrido y exigía explicaciones.

Horas después recibía una ‘robótica’ y nada personalizada respuesta de Cabify, que reconocía el error pero lo justificaba con una surrealista respuesta: “un problema con el coche nos ha impedido atender su reserva”. Como compensación –sin importarle el grave perjuicio ocasionado- ofrecía un 15% de descuento (con un insultante máximo de 10 euros) en los próximos viajes al cliente afectado.

No contento con la respuesta, el cliente formulaba otra reclamación solicitando al menos el importe de los billetes y recibía una ¿solución? aún más ‘marciana’: Cabify no se hace responsable “en reservas realizadas con menos de dos horas desde la salida del tren”. Es decir, una empresa que pide la inmediatez en la contratación del servicio (se quejan de los 15 minutos de antelación que le exige por ejemplo la Comunitat Valenciana) impone que un cliente vaya dos horas antes a su destino para poder reclamar.

Además, tal y como ha comprobado PD, la respuesta de Cabify era automática, ya que hacía mención a “billetes de avión” y no de tren como en todo el hilo de la queja se explica.

El afectado ha manifestado a Periodista Digital que lo hace público

“para que todo el mundo sepa a qué se expone cuando reserva con antelación un servicio de Cabify, modalidad que precisamente se usa cuando tienes que coger un vuelo o un tren”.

Jesús asegura que ya ha ultimado una reclamación a las autoridades valencianas de Consumo y que prepara una demanda civil reclamando daños y perjuicios.

Por su parte, este periódico no ha podido contactar con responsable alguno de Cabify.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído