EL HOMBRE VIOLABA A SU HIJA DESDE QUE ELLA TENÍA 9 AÑOS

Una niña de 13 años que fue violada por su padre terminó muriendo en el parto

Una niña de 13 años que fue violada por su padre terminó muriendo en el parto
Luana Ketlen y su padre Toma Faba.

Fue violada durante 4 años por su padre, por estos abusos se queda embarazada y al dar a luz pierde la vida.

Es la lamentable historia que padeció Luana Ketlen, una brasileña que murió cuando apenas tenía 13 años. Según reportó la policía de Brasil.

La niña falleció a inicios de diciembre, después de ser ingresada en el hospital con fuertes dolores en su vientre, fue allí cuando los doctores descubrieron que su paciente padecía anemia severa y un embarazo de siete meses de gestación.

Los médicos tuvieron que asumir el riesgo de inducirle el parto, y aunque el bebé nació sin complicaciones, la adolescente perdió la vida tras el alumbramiento.

Toma Faba (36), padre de la bebé y de la adolescente fallecida, se encuentra detenido y aunque intentó huir de las autoridades, fue capturado y puesto a disposición de la justicia, ahora es acusado de homicidio y abuso sexual de la niña, un crimen que cometía desde que Luana tenía 9 años.

Las violaciones en Brasil

La historia de Luana Ketlen lamentablemente no representa un caso aislado, según un informe presentado por el Fórum Brasileño de Seguridad Pública, en el país suramericano se cometieron 66.041 casos de violaciones en 2018 (las cifras de 2019 aún no han sido publicadas), lo cual significa que se cometieron 180 crímenes de este tipo cada día.

Esta cifra representa un incremento, respecto de 2017, de un 4,5%, en aquel años se registraron 63.100 casos.

El 53,8% de las víctimas son menores de 14 años de edad, mientras que el 81,8% son mujeres, una cifra espeluznante teniendo en cuenta que esto implica que 4 niñas menores de 14 años son abusadas sexualmente por hora y tres de cada cuatro casos el violador era del conocido de la persona agredida.

Según el informe, es un problema que padecen las víctimas y que afronta mal la sociedad brasileña, ya que según afirma, «aún existe una moral conservadora que culpa a la víctima por la violencia sufrida, reflejo de una visión estereotipada y machista».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído