Pasión viviente de Hiendelaencina, con acróstico

Pasión viviente de Hiendelaencina, con acróstico

PASIÓN VIVIENTE DE HIENDELAENCINA, 2015, con acróstico

Párate en el lugar, si es Viernes Santo,
Adonde llegaste, Allende la Encina,
Sentirás que Roma aún no termina,
Imaginando azotes y quebranto.

Óbserva última cena, que termina,
Nutricia aún de último Jueves Santo,
Viniendo a orar a Huerto, en tanto
Inicia Pasión su acceso a colina.

Vendrá después el juicio al mayor Justo,
Indicio de lo injusto de este mundo.
Entrega a Caifás y al Imperio, augusto.

Nubes, cruces, por campo vagabundo,
Tan a lo alto de un cerro tan robusto
En que lloren cruces clamor profundo.

HIENDELAENCINA, será la hendida
encina, por tal sangre. Incomprendida…
Si subterráneas minas horadan subsuelo
por plata. En oro se elevan cruces hacia el cielo.

(c) Juan Pablo Mañueco

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído