El Cuerpo de Cristo (Corpus Christi)

El Cuerpo de Cristo (Corpus Christi)

EL CUERPO DE CRISTO

Man-ueco_18 (5)

Creo en ti, Ser que es, ungido y sagrado,
ya que creer es cuanto puede hacerse;
no captar, ni entender, sino creerse
lo que no pueda incluirse en lo explicado.

Sólo intuir, y de ahí ya luego haberse
al vacío de la fe un salto dado,
sin llegar a muy distante, extraviado
lugar que tienda más a oscurecerse.

Cristo con todos: Ser ungido, amado
en que todo lo bueno es, y virtuoso;
cuanto llegue a añadirse es misterioso
arcano, que en sermón no es ilustrado.

En cambio sí que fuese peligroso
que en el Cristo, por el hombre ser creado,
suma del Bien, como el Mal ha quedado
en noción del Satán, ser tan odioso,

más se avance hacia Ser tan silencioso,
ni mucho dogma ya sea aceptado,
pues imperio de poder religioso
y riquezas quizá el Mal haya alzado.

que a Cristo, como un cristo, haya dejado
y a todo cristo deje tembloroso,
a oscuras y simplemente estafado.

Sólo la Moderación, la Prudencia
y Humildad hagan que Cristo a tu lado
esté ungido y sagrado en tu presencia
haciendo tu cuerpo ser cristianado.

A ese Ser, mi Cristo, Ser bien amado
rindo la latría cuanta merece,
celebro eucaristía que parece
que el Cristo del Amor en Nos ha entrado.

4 de junio de 2015

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído