Cementerio de Guadalajara, soneto alcarreño, de Mañueco

Cementerio de Guadalajara, soneto alcarreño, de Mañueco

CEMENTERIO DE GUADALAJARA

MañuecoConcordia

Urnas y nichos, tumbas en el suelo,
ángeles de piedra, alas desplegadas,
mausoleo, túmulo, cripta, alzadas
glorias que de la Tierra inician vuelo.

Para todos verdugo de jornadas
el tiempo fue, y rasgó del día el velo,
prometiendo para algunos ya el cielo,
para otros de eterno Hades las moradas.

Nudos huesos que, estando en paralelo,
surcos de tierra aráis, en alargadas
siembras de lo que en vida más miradas
causó y causó, también igual, más celo…

A veces, vine a veros y, a lo menos,
si no rescataros pude a la muerte
sí por vosotros dejé en llanto fuerte
lágrimas que regaran vuestros senos.

Juan Pablo Mañueco (2015)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído