“Procés” de segregación e inmersión en el separatismo  

Procés” de segregación e inmersión en el separatismo

 

 

CATALUÑA, DOS LENGUAS PROPIAS de los catalanes, pero sólo una es la lengua particular de la oligarquía dirigente, sólo una es la del nacionalismo excluyente. Por eso se excluye de la educación en su idioma propio a la población castellanoparlante. No son la lengua del mando o mejor dicho de los que mandan.

 

La situación no es de ahora…. Como poco, viene desde la época de Jordi Pujol, y se ha mantenido siempre porque todos los partidos estatales necesitaban el apoyo de los partidos nacionalistas excluyentes para conformar mayorías de Gobierno en España. Incluso cuando ha habido mayorías absolutas en Madrid, la colaboración con los nacionalistas excluyentes era necesaria para formar alianzas municipales en las diversas localidades de Cataluña.

 

Ahora ha saltado a los medios de comunicación nacionales porque un gobierno dirigido por golpistas o sediciosos ha declarado no sólo que “lo volverán a hacer” (lo del golpe de Estado o sedición), sino que desacatarán la resolución de los tribunales de Justicia, y no aceptarán ni siquiera que el 25 % de la enseñanza en Cataluña se imparta en la lengua de la mitad de los catalanes.

 

Cataluña en su interior es MUCHO MÁS plural, plurilingüística y plurinacional  que España en su conjunto, pero se impone la mentira política (tan frecuente) para que no veamos lo evidente.

 

Antaño, desde Cataluña y yo estoy conforme con ello, se hablaba de que el bilingüismo era una riqueza (lo es), pero desde que el nacionalismo excluyente tomó las riendas del poder autonómico se inició un “procés” de segregación de la lengua castellana y se dio comienzo a algo inconcebible: impedir que la mitad de la población reciba educación en su propia lengua vernácula (esto es, materna).

 

Contra los derechos humanos, contra los derechos constitucionales, contra la lógica…

 

¿Por qué lo hacen entonces quienes pilotan este proceso de negación de derechos culturales en Cataluña…? ¿Van a la deriva, palabra ésta muy de moda?

 

En absoluto, saben perfectamente lo que hacen: quieren segregar a los que no se plieguen a la lengua de los amos y, sobre todo, tienen un objetivo político: la inmersión de los alumnos de Cataluña en el ideario del nacionalismo y del separatismo excluyente.

 

Sólo es “buen catalán” el que se oponga a España. Sólo ese tiene derecho a ser ciudadano de primera clase. Los que se resistan a ser colonizados mentalmente por los delirios nacionalistas/separatistas (sin ninguna base en la realidad) son ciudadanos de segunda: los “xarnegos” de toda la vida que deben ser aniquilados.

 

Quien tenga sangre sólo española o incluso una mezcla tan positiva como la de Joan Manuel Serrat (emblemático ejemplo de la riqueza del bilingüismo) debe ser asimilado por la lengua excluyente del imperio iniciado por Jordi Pujol.

 

Y los Gobiernos de España (todos, desde el primero al último) haciendo dejación de sus funciones y sin enfrentarse con el problema del adoctrinamiento del odio y rechazo a España (y a la mitad de los catalanes) que es lo que ocurre en las aulas catalanas, y, en general, en la política autonómica de los excluyentes.

 

¡Que alguien remedie esta situación en nombre de la Justicia, de la Pluralidad y de España, conceptos todos ellos que siguen diluyéndose de Cataluña, sin que el Gobierno central –y el de ahora menos que otros, si ello es posible- haga otra cosa que encogerse de hombros!

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído