El hombre Quiksilver

El hombre Quiksilver


El hombre Quiksilver siempre va al límite surfeando olas de adrenalina. Sigue su propia filosofía de triunfador, acepta los desafíos, se entrega al máximo en todo lo que hace y vive a tope cada momento. Es un ciudadano del mundo y la aventura es su religión. Le gusta experimentar y plantearse nuevos retos. Es un hombre creativo que controla a la perfección su vida y está abierto a cualquier posibilidad. Pero, lo mejor de todo, es que no se toma demasiado en serio.

Una fragancia con valores

La marca Quiksilver se lanzó al mercado en Australia en 1969 y surge del estilo libre y sencillo de los surfistas. Su primera fragancia refleja la sencillez de su actitud y gira en torno a su componente estrella: la madera de sándalo cultivada por las comunidades aborígenes australianas. Personifica todos los valores de la marca: la innovación, la autenticidad, la conciencia ética y el respeto por el medio ambiente.

Un diseño pensado para la aventura

Con un tapón de auténtica goma arábiga, su diseño elegante y minimalista ha sido esculpido en cristal puro. El diseño lateral con forma de aleta está realizado en cristal sólido. Una característica técnica que concuerda con la imagen mundialmente conocida de Quiksilver. El icónico e inconfundible logo de Quiksilver representa el mar y la montaña con tonos plateados y brillantes. Sus modernos acabados realzan la esencia dual de la marca representada en su logo. La sencillez del frasco inspira masculinidad y el packaging está realizado en cartón ecológico reciclable.

Armonía de la fragancia

Antoine Lie y Antoine Maisondieu (Givaudan perfumers) han creado una fragancia amaderada y marina. Cuatro notas expresan el chispeante frescor cítrico, el poder aromático del tomillo y el eucalipto, la explosión salina de sus notas marinas y, finalmente, la masculinidad que aportan el sándalo y el almizcle. La huella que deja esta fragancia única es el emblema del universo extremo del surf.

El sándalo australiano, un producto de comercio justo

El sándalo australiano ya gozaba de gran popularidad hace más de cuatro mil años. Su sutil y refinado acento amaderado lo convierte en uno de los componentes más preciados usados en perfumería. Quiksilver decidió utilizar sándalo australiano por dos razones principales: Australia es el cuna mundial del surf y es el lugar de origen de la marca. El sándalo es cultivado por comunidades aborígenes de la parte occidental que creen en sus propiedades médicas y en su vínculo con su historia y sus antepasados. Llega hasta nosotros a través de un proceso que sigue las pautas del comercio justo.
Esta asociación única entre Givaudan, Mount Romance (un productor australiano de sándalo) y Quiksilver se desarrolló exclusivamente para la marca. Sus términos son los siguientes: los beneficios generados por el sándalo se dividen entre la comunidad aborigen (10%), la protección del medio ambiente (60%), la protección de la cultura aborigen (10%), y el resto se destina a programas espirituales indígenas. Además, por cada árbol talado son plantados otros tres.
El extracto de sándalo aborigen que se usa en la producción del perfume no es testeado en animales. Le ha sido concedido el sello de calidad que certifica su procedencia orgánica y autóctona por parte de las autoridades australianas (Australian Standard for Organic and Biodynamic Produce), cuya certificación es valorada oficialmente por la Unión Europea. Los beneficios derivados de la sociedad son muchos e incluyen la absoluta confianza y rastreabilidad de sus componentes y el desarrollo social y económico sostenible de las comunidades aborígenes. Hace evidente el compromiso de Quiksilver de proteger y cuidar la naturaleza y promover el desarrollo sostenible.

Una completa gama de productos para el cuidado de la piel

Además, el bálsamo y la loción para después del afeitado, el champú-gel y el desodorante en stick comparten con la fragancia las buenas vibraciones. Estos productos son de uso diario y específicos para tratar pieles masculinas. El sándalo es conocido por sus propiedades calmantes, astringentes y antisépticas.

Jerémy Florès, la imagen de la fragancia Quiksilver

Según Kelly Slater, el gurú mundial del surf, “Jerémy tiene un nivel muy superior al que yo tenía a su edad. Claramente, alcanzará su objetivo de convertirse en campeón del mundo”. Jerémy Florès destaca hoy por su excepcional precocidad. Nacido el 27 de abril de 1988, en Madagascar, este joven francés ha cabalgado olas desde los tres años. Es el surfero más joven de la historia en unirse al WTC, la primera división del surf mundial, y el único europeo en el Top 45 y en el ASP Foster Tours. Además, se encuentra entre los 10 mejores surfistas del ranking mundial. Y todo esto con poco más de 20 años.
Apasionado, ambicioso y con talento, Jerémy Florès presta su excepcional personalidad a la primera fragancia masculina de Quiksilver.

A la venta a partir de septiembre de 2008.

Precios:
Eau de toilette (100 ml)35 euros.
Eau de toilette (50 ml) 25 euros.
Eau de toilette (30 ml) 19 euros.
Aftershave lotion (100 ml)25 euros.
Aftershave balm (125 ml)22 euros.
Deodorant stick (75 g)20 euros.
Shower gel (125 ml)20 euros.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

NEUMÁTICOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído