El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, confirmó que el gobierno de Joe Biden prolongó el tratado por cinco años

EEUU valida la extensión de pacto con Rusia para el desarme nuclear

El tratado firmado en 2010 es uno de los últimos remanentes de los antiguos pactos para la reducción de armamento entre los ex rivales del periodo de la Guerra Fría

EEUU valida la extensión de pacto con Rusia para el desarme nuclear
Joe Biden y Vladimir Putin PD

Estados Unidos y Rusia logran acercar posturas en un tema fundamental: el desarme nuclear.

El Gobierno de Joe Biden validó la prolongación por cinco años del tratado de desarme nuclear con Rusia New START, unos días después de que Moscú aprobara la extensión, anunció el jefe de la diplomacia de Washington, Antony Blinken.

“El presidente [Joe] Biden prometió mantener al pueblo estadounidense a salvo de las amenazas nucleares restaurando el liderazgo de Estados Unidos en el tema del control de armamento y la noproliferación”, dijo Blinken en un comunicado. “Hoy, Estados Unidos dio el primer paso para cumplir con esa promesa”, añadió.

El gobierno del presidente Joe Biden dijo el mes pasado que buscaría la extensión. El tratado limita a Estados Unidos y a Rusia a no desplegar más de 1.550 cabezas nucleares estratégicas cada uno.

Este anuncio se produce a dos días de la expiración del pacto, en medio de crecientes tensiones entre Washington y Moscú por el arresto del opositor ruso Alexei Navalny, que ha sido denunciado por Estados Unidos y por los europeos.

“La prórroga del Nuevo Tratado START garantiza que tenemos límites verificables (…) hasta el 5 de febrero de 2026”, señaló Blinken en un comunicado.

Por su parte, el Kremlin confirmó la extensión. “El 3 de febrero el Ministerio de Exteriores de Rusia y la Embajada de EEUU en Moscú intercambiaron notas diplomáticas relativas a la finalización de los procedimientos necesarios para la entrada en vigor del acuerdo de extensión del Nuevo START (…)”, señaló en un comunicado la diplomacia rusa, que aseguró que la “preservación” de un mecanismo clave para “mantener la estabilidad estratégica”.

Este tratado firmado en 2010 es uno de los últimos remanentes de los antiguos pactos para la reducción de armamento entre los exrivales del periodo de la Guerra Fría.

Las negociaciones estuvieron estancadas prácticamente durante toda la presidencia de Trump, lo que empujaba el escenario hacia una carrera armamentista.

“Especialmente en tiempos de tensiones, tener límites verificables sobre las armas nucleares de Rusia con alcance intercontinental es de vital importancia”, indicó el Departamento de Estado, que destacó que este pacto hace que Estados Unidos, sus aliados y el mundo entero sean un lugar más seguro. “Una competencia nuclear sin límites nos pondría en peligro a todos”, añadieron.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído