No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Los españoles aguantan lo que les echen…?

“Los españoles aguantan lo que les echen”

Sí; y lo reitero una vez más subrayándolo incluso… “Los españoles aguantan lo que les echen”, y lo van a entender mucho mejor, si entran en la siguiente dirección y donde se afirma que, la frase corresponde a un indeseable político en grado máximo; puesto que yo me limito a copiarla, si bien de acuerdo con ella comentaré “cosas” https://blogs.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2018-07-30/expolio-historico-de-sanchez-a-trabajadores-y-clase-media_1599052/

REVOLUCIÓN FRANCESA: En general “la gente” sabe poco y menos los orígenes de aquellas “orgías de sangre”; que fueron provocadas simplemente “por el hambre” y no fueron los hombres de Francia los que iniciaron aquello, ¡FUERON LAS MUJERES Y MADRES FRANCESAS!… y las que hartas de ver a sus hijos a los que no podían ni dar pan, debido a los altísimos precios del mismo, salieron a protestar y de paso, “decirle a sus hombres, de todo menos bonicos; amén de si en vez de pantalones usaban bragas, etc. etc.” hasta que estos reaccionaron y guiados por los líderes que siempre surgen cuando “la masa se revuelve furiosa”; llegaron hasta a acabar con la monarquía de aquellos absolutistas Borbones a los que guillotinaron; si bien, “luego aquello se convirtió en un período de terror y muerte donde la guillotina, segaba más cabezas que muertos producía una epidemia de peste”; y a la que puso fin, un muy célebre militar “republicano”, que al final se corona como emperador él mismo; y ante el propio Papa reinante… o sea Napoleón, debiendo conocerse tan interesante período histórico y que se inicia en “la toma de La Bastilla y termina cuando a Napoleón lo mandan a morir en la muy lejana isla de Santa Helena”.
REVOLUCIÓN RUSA: “Otra conmoción mundial” y donde los absolutistas zares que gobiernan y toda su cohorte de nobleza esclavista; culminan en tales abusos, que terminan incluso ametrallando a las masas, en las puertas del palacio de los zares; lo que da lugar a revueltas, controladas o incontroladas por los propios revolucionarios, que al final queda instalado un sistema comunista que “iba a solucionar todos los problemas del proletariado”, pero que al final se convierte en, ”otro tipo de zares, dueños y señores de las masas, a las que tampoco saben o pueden ni alimentar. Consecuencia de todo ello, “montañas de cadáveres, mares de sangre y todo lo demás que se extiende por medio mundo”, para al final, lo que hay hoy; o sea otro tipo de dominios similares, la misma religión; y un pueblo o pueblos que sólo pueden decir, “el amén que les dictan sus nuevos dueños y seguir sirviendo a sus nuevos señores”.
REVOLUCIÓN Y GUERRA CIVIL ESPAÑOLA: Otro caso similar, puesto que todo se desarrolla por cuanto hay unas enormes masas que nada tienen y unas minorías que lo tienen todo; consecuencia de todo ello, son descontentos, disturbios, instauración de una república, que como la anterior es un fracaso; asesinatos y cosas peores en ambos bandos, levantamiento militar y consecuencia de ello, una terrible guerra civil (que es la peor de las guerras a padecer por el hombre) seguida de una terrible pos guerra para aquellas masas que nada tenían y que nada siguen teniendo; después una dura etapa de restablecimiento económico, donde la dictadura, al menos, logra reedificar un país nuevo “en lo material”, pero en lo espiritual e intelectual, sólo sigue habiendo “El Movimiento franquista y la Iglesia Católica”; las masas terminan como estaban, carentes de una verdadera formación política liberal (de verdad) y por ello, de una dictadura individual, pasamos “a una nueva dictadura de partidos”; y que nos ha llevado a donde estamos; o sea, a una ruina total, a una nación en quiebra (“que al menos Franco la dejó bastante rica”) y que se sostiene bajo una deuda pública inmensa y las mentiras de quienes han gobernado estos últimos más de cuarenta años (período mayor en que gobernara Franco) y de nuevo, “masas empobrecidas que apenas tienen lo mínimo para subsistir” y eso sí, “el maldito pan y circo de los romanos”, con el que hoy cuentan los políticos y que es infinitamente mucho mayor y nocivo, que el que emplearon aquellos romanos en su imperio.
En cuanto a que “aguantamos lo que nos echen”… ¡Pues claro es lo propio y natural! Quién gobierna (sea el que sea) tiene “lar armas y todos los elementos de dominio”; y el pueblo se tiene que aguantar “con lo que le echen”; como aguantan en infinidad de países del resto de este perro mundo y que no señalo, porque no me da la gana; pero el lector que simplemente “recorra el mapamundi” y se responda a sí mismo.
Es la realidad siempre latente en el planeta, donde siempre se gobernó por una ley que siempre es “la de la fuerza”; la ley de “la justicia, equidad y fraternidad humana”; esa nunca estuvo aquí… “y aún la estamos esperando”.
Pero… ¿Habrá que de nuevo llegar a los extremos que arriba cito y recuerdo…? ¿Tan inútiles seguirán siendo los políticos para llevarnos a esos extremos, dónde tenga que ocurrir lo que ya ocurriera, para luego volver a lo mismo?
Dejo mi pregunta en el aire sin mucha esperanza ya de nada.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leido