Pacos

Paco Sande

La ley está para cumplirla… si se quiere.

El 1 de enero de 2006 entraba en vigor la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco (B.O.E: del 27), que establecía una serie de medidas dirigidas a bares, restaurantes y locales de ocio:
Aquí enumeró las cinco primeras:
1. Los propietarios de bares, restaurantes y otros locales de ocio deberán elegir si en sus establecimientos se puede fumar o no.
2. Los locales de menos de 100 m2 deberán indicar la opción elegida en los accesos al establecimiento y en toda su publicidad. La entrada de menores a estos locales está permitida en las mismas condiciones que hasta ahora.
3. Los locales con una superficie destinada al público de 100 m2 o más deberán indicar también la opción elegida. En caso de optar por permitir fumar, se deberá habilitar una zona de fumadores debidamente señalizada y separada que no podrá superar el 30% de la superficie útil del local ni los 300 m2. No se permitirá la entrada de menores de 16 años en las zonas de fumadores.
4. Además, a partir del 1 de septiembre de 2006, las zonas de fumadores deberán estar completamente compartimentadas y contar con un sistema de ventilación independiente.
5. En los bares y restaurantes situados en el interior de centros comerciales no se podrá fumar, salvo en aquellos locales que, estando separados del resto del centro comercial habiliten zonas para fumadores en las mismas condiciones que el resto de establecimientos de hostelería.

La ley funciono un día. El primer día. Después los propietarios de los locales se fueron relajando y, viendo que no ocurría nada, dejando fumar a los clientes, donde y cuando les daba la gana. Hoy ya casi nadie se acuerda de dicha ley y, el que lo hace, se la pasa por el arco de triunfo.
¿Y que hace el gobierno…? Nada.

Hay otra ley, datada ya del año 2002 que prohibía celebrar botellones en la calle.
-Además de que ya hay otra ley anterior que prohíbe beber alcohol en la vía publica-
Cada fin de semana siguen celebrándose botellones en la mayoría de las ciudades españolas, que convierten a nuestros jóvenes en poco menos que zombis descerebrados, muchos de los cuales acaban matándose en cualquier accidente de trafico, -verdadera sangría ésta, que se esta llevando por delante un sinfín de vidas jóvenes que representaban nuestro futuro-
¿Y que hace el gobierno? Nada.

En las Vascongadas, la kale borroka –verdadera vergüenza nacional- jóvenes incontrolados, cachorros de ETA, para divertirse, los fines de semana, se dedican a quemar contenedores, cabinas telefónicas y cualquier clase de mobiliario urbano que encuentren en su camino, eso cuando estas de buenas. Cuando se cabrean, también queman autobuses.
¿Y que hace el gobierno…? Nada.

En nuestra carta magna se señala claramente que todos los españoles tenemos la obligación de conocer el idioma español, mientras que tenemos el derecho de usar las otras lenguas que existen en diferentes territorios del estado.
Esto lo he puesto lo más claro que pude, para que se entienda bien. Tenemos la obligación de conocer el idioma español.
Y sin embargo en la regiones con dialecto o lengua étnica, es casi imposible recibir la educación en español o castellano, -como se prefiera- olvidándose de la obligación, cosa que ya nadie les reclama, socavan además el derecho que tienen todos los españoles de una educación en su idioma, si así lo desean.
¿Y que hace el gobierno? Nada.

Está tipificado por ley que insultar o denigrar la figura del Rey es un delito.
Últimamente se ha puesto de moda quemar la foto del Rey en plena calle.
¿Y que hace el gobierno…? Nada.

Ley de banderas: -esta es de chiste- En todos los lugares oficiales de España debe hondear la Bandera Española.
En Las Vascongadas y Cataluña, son cientos los ayuntamientos que han ignorado esta orden. Aquí en Galicia, así como en otras regiones de España, también hay varios. De momento yo he visto dos: Allariz, Orense (BNG) y Caldas de Reyes, Pontevedra (PSOE).
¿Y que hace el gobierno…? Nada

Y por ultimo el órdago que Ibarreche ha lanzado al gobierno, amenazándole de que dentro de un año, piensa convocar un referéndum en Las Vascongadas sobre la independencia de esta región.
De momento, la contestación que Zapatero le ha dado al cenutrio vasco, al decirle que nones, fue la correcta, veremos si lo mantiene. Debe de tener en cuenta que si flaquea y deja que el referéndum se lleva a cabo, eso representara el principio del fin, pues en seguida vendrá detrás, con el mismo plan, el tontolaba de Carod Rovira o Arturo Mas, que para los efectos son lo mismo y, detrás de ellos la muñecona de Ángel Quintana. Y no importa si ganan o pierdan la primera vez, ellos seguirán convocándolos, hasta que salga el si a la independencia.
Aquí estos tienen doble delito, pues mientras que cualquier español de a pie, tiene la obligación de cumplir la ley y acatar la constitución. Estos tienen, además, de cuidar que se cumpla y se acate, pues en el momento de tomar posesión de sus cargos, todos, juraron la constitución y ésta, en su articulo segundo, deja bien claro que: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
Por lo tanto al tratar de convocar un referéndum que iría en claro detrimento de la Constitución que juraron respetar y hacer que se respetara, los pone fuera de ésta y, por lo tanto, quien tal hiciera debería ser suspendido inmediatamente de su cargo.
¿Y que hace el gobierno…? Nada
Así que: visto lo visto y por eso de la igualdad y ecuanimidad para todos, cualquier ley que, de ahora en adelante, no nos venga a bien de cumplir, pues supongo que podremos pasar de ella ¿Y a ver lo que hace el gobierno?

Y ya para terminar, un pensamiento sobre la nueva paranoia que ha caído sobre España, de querer poner letra al himno nacional. Y a tal efecto se han escritos centenares que serán juzgadas por un comité de sabios, -para echarse a temblar- para determinar cual es la mas adecuada.
La respuesta quizás la encontremos en Charles Chaplin. Todo el mundo recuerda a Chaplin por su famoso Charlot, un vagabundo ataviado con un traje ridículo, que remataba con Bombin y bastón y un bigotito, que mas parecía, que llevaba el pelo de un cepillo de dientes bajo la nariz, que no un bigote.
Pero así es como todos lo recordamos. Y, sin embargo, este fue solo uno de sus personajes. Con la llegada del cine sonoro, hizo otras películas, – El gran dictador, La quimera del oro, Tiempos modernos etc.- Y cuentan que cierta vez, cuando le preguntaron por que no rescataba su gran personaje del cine mudo y lo hacia hablar, Chaplin contesto: no, mi vagabundo no puede hablar, perdería su encanto.
Quizás esto es lo que le pase al Himno Español.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído