Pacos

Paco Sande

“The great pretenders”

Bien: Aquí estamos de nuevo. Y es que hace ya dos semanas que no escribía ni una línea. Porque la verdad, el tsunami bipartidista en las pasadas elecciones, me dejo tan anonadado, tan estupefacto, que no se me ocurría nada que decir.
Y no fue ni por el tsunami ni por el resultado. En realidad y bien mirado, fue un buen resultado o así lo parece a simple vista, pues es muy bueno para cualquier país, que desee tener una democracia sana, que haya un gobierno fuerte con una oposición igual de fuerte, eso le hace espabilarse y sacar lo mejor de si mismo y si al final de la legislatura todavía no ha alcanzado el nivel optimo que el electorado esperaba de el, pues se pone a enfriar por cuatro años y se le da una oportunidad a la oposición. Así es como debe ser, y así es como se hace en cualquier país del llamado primer mundo, (Holanda, Bélgica, Alemania, Inglaterra, Suecia, Noruega, Dinamarca, Francia, Canadá, Australia, Estados Unidos etc., aunque muchos mas no quedan) países, cuyos ciudadanos, han alcanzado un grado de madurez democrático tal, que cuando son llamados a las urnas, lo hacen pensando que el partido o el fulano al que dan su voto va a ser el mejor para su país en los próximos cuatro años, y nunca por la marca o lo guapo o carismático que sea el aspirante o la aspirante, si les falla, pronto lo castigan, -para ejemplo tenemos el de Francia, no hace muchos meses le dieron su confianza a Sarkozy, éste no jugo bien sus cartas y ya, en las municipales, lo han castigado-.
Y así es como debería ser aquí en España, y de facto parece que lo es, pero solo a simple vista, porque a poco que le echemos una mirada un poco a fondo, nos damos cuenta de que aquí no tenemos una democracia sana ni, a poco que nos descuidemos, vamos a tener democracia.

Y no lo digo, repito, por el resultado, pues el que hubiese ganado el partido gobernante no tenía porque ser malo. Lo malo es que Zapatero no gano por su política sino a pesar de esta. En realidad no gano Zapatero sino que perdió Rajoy. Me explico, los votantes de la izquierda, no votaron tanto a favor de Zapatero, como en contra de la derecha, y de ahí vino el fenómeno tsunami, de ahí vino que casi se extinguieran IU e ERC. Abandonaron a sus propios partidos con tal de que la odiada derecha no ganase.

Ni por un momento pensaron en votar por el bien de su país, solamente pensaron en votar contra la derecha. Lo importante era que la derecha no ganase, todo lo demás era secundario.
Votaron, simple y llanamente, lo que está de moda. Así, tal como suena, está de moda votar a la izquierda o mejor, está de moda odiar a la derecha, se ha puesto en “fashion”, es lo mas “trendy”.
El otro día alguien me dijo: Si en América los actores apoyan abiertamente a los candidatos de su elección y nadie dice nada, ¿Por qué aquí en España se critica tanto a los “titiriteros” por apoyar al PSOE? Y es verdad, en Estados Unidos los actores apoyan abiertamente a sus partidos y nadie se rasga las vestiduras por ello; pero mientras allí tenemos a George Clooney apoyando a Obama, Jack Nicholson apoyando a Hillary y a Tom Selleck o a Stallone apoyando a McCain, -solo por nombrar algunos- aquí todos los “actores y actrices” a una, como Fuenteovejuna, apoyaron al PSOE. Y aunque muchos dijeron que era debido a que estos eran estómagos agradecidos, la verdad es que ésta no era toda la cuestión, porque estos estómagos agradecidos iban a seguir obteniendo sus subvenciones para poder seguir jugando a hacer cine y vivir sin dar palo al agua, ganase quien ganase.
Estos ayudaron al PSOE porque, en este momento, dárselas de intelectual progre y de izquierdas es lo plus de lo plus. Es tanto así que los que votamos al PP, nos da vergüenza reconocerlo y, la mayoría de las veces, nos lo callamos.

Y es que, casi siempre, lo que hacemos, lo hacemos para ir a la moda, con los tiempos, para no parecer antiguo y carca.
Cuando somos jóvenes aprendemos a fumar porque lo hace todo el mundo.
-¿Puede haber algo más tonto que forzar a tu cuerpo a que acepte algo que rechaza, para luego quedar enganchado?-
Esa es nuestra primera equivocación, pero tiene disculpa porque somos jóvenes, pero luego, nos vamos haciendo mayores y seguimos pretendiendo ser lo que no somos y ver lo que no vemos y decir que nos gusta algo que nos deja completamente “fríos” y nos trae completamente al pairo, con tal de dárnosla de inteligentes y modernos.

Pongamos, por ejemplo, el arte abstracto, esos adefesios que pintó Picasso, entre otros, -que yo,de ser millonario, los compraría como inversión, pero jamás los pondría en mi salón-. Al Coop escribió: El arte abstracto es el resultado de los sin talento, vendido por los sin principio a los sin ideas.

La música, lo mas ruidosa posible y preferentemente en ingles, -idioma que no entendemos, pero que se lleva mogollón-.

Decir que nos gusta la poesía de Neruda, cuando, la verdad, es un pestiño.
“Soy el tigre.
Te acecho entre las hojas
Anchas como lingotes
De mineral mojado”
Así empieza su poema “El tigre”, ésta se la escribí yo a una novia que tuve y no la he vuelto a ver, lo juro.

Poner al “Che Guevara” como un símbolo de libertad, -Cuando el tío fue un psicópata que mataba sin el mas mínimo remordimiento, a cualquiera que le fuese a la contra-

Ir en contra de la religión y la Iglesia Católica.
-Acabo de ver en las noticias a la gente llorando por las calles de Sevilla y Málaga porque les ha llovido en las procesiones de Semana Santa. Andalucía viene votando al socialismo, -partido con un ideario, se supone, ateo y anticlerical- desde que Franco palmo, luego, como paradoja, son los mas beatos de toda España-

Ir de apostata, como ese millar de personas que dicen querer desmarcarse de la Iglesia católica por su posicionamiento actual y borrar su nombre para siempre de los listados de la Jerarquía eclesiástica. Dicen sentirse desencantados con la Iglesia Católica.
¿Que aspirantes a apostatas ni que niño muerto?, estos lo que son es aspirante a idiota, estos no se sienten desencantados con nada, lo que quieren es dar la nota, si uno se siente desencantado con algo, lo deja y en paz, no necesita publicarlo, decirle a nadie lo que va a hacer, pero si lo que quieres es salir en los medios, ser diferente, destacar, entonces te pones a hacer tonterías para que se fijen en ti y, claro, lo único que consigues es acabar demostrando lo bobo que eres.

No dejar que le eches gaseosa al vino, aun que sea verano, el vino este a 25 grados y, además, a ti te parezca muy ácido, seco que dicen los entendidos, porque esto es un sacrilegio, es estropear el vino, dicen, ¿Cómo explicarles que tú no estas estropeando ningún vino sino poniéndolo como a ti te gusta?

Votar al Chilicuatre para que nos represente en Eurovisión, -Veneramos al mamarracho, que diría don Antonio Pérez Henares.

Y así podrimos seguir hasta el infinito, porque hay para dar y tomar, y esto de querer pretender, de amar lo chabacano y la papanatería no es patrimonio, solamente, del español, no, pero mientras en los países con sentido común, cuando las cosas se ponen serias, saben parar y prevalece la cordura y el buen juicio, aquí seguimos pretendiendo hasta que es demasiado tarde y la cosa ya no tiene remedio, y es que solo hay que leer la historia para darse cuenta de que hemos ido repitiendo una y otra vez los mismos errores, creyéndonos, en cada región, ser los mejores, los mas inteligentes y los mas vanguardistas y creyéndonos, cada uno de nosotros, tener siempre la razón y si el otro no piensa como tú es que es un ignorante, y así nos ha ido siempre, siempre hemos terminado como el rosario de la aurora.
Esto unido a que en el escenario geopolítico internacional que ahora vivimos, desde distintos frentes y bajo disfraces varios, hay un calculado esfuerzo por acabar en Occidente con los valores ideológicos del pensamiento conservador, lo que en ocasiones y de forma general hemos venido identificando con la derecha política liberal-conservadora. Nos ha llevado a que defender el componente de pensamiento “conservador” en esa etiqueta es hoy, en muchos lugares del mundo (y en España principalmente), un acto que se presenta como excusa con que descalificar al sujeto que realiza esa defensa.
La razón está en las exitosas campañas internacionales lanzadas desde las izquierdas más variopintas contra el ideario conservador y contra todo lo que se ligue a la “derecha” política.
-Y que, además, la izquierda es, en este momento, la más exitosa maquina propagandística que existe en el mundo-Esta propaganda ha calado en España de tal forma que nos ha llevado a coger una cuesta abajo que empieza a convertirse en pendiente y puede que nos lleve al abismo.
Dios no lo quiera. Y ojalá no paguemos cara esta obsesión de querer ser “The great pretenders” que cantaba allá por los 70 Alvin Stardust.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído