Pacos

Paco Sande

Ella no es uno de ellos…

¿Saben ustedes quien es Oprah Winfrey?
Oprah Winfrey es una señora negra americana.
Oprah Winfrey es, además, la reina del “chat show” en América, o sea la reina de los programas tertulia, del corazón o del cotilleo, algo así como Ana Rosa Quintana o María Teresa Campos, y es, también, millonaria.
Y, dicen ahora, que su audiencia está en declive. El americano medio, el de infantería de toda la vida, que diría Pérez Reverte, veía en Ofrah Winfrey, una amiga, la típica ama de casa, algo entrada en kilos pero de buen ver, que se sentaba con ellos a la mesa o en el salón de sus casas para contarles los últimos chismorreos de América, Como hace aquí Jorge Javier, pero sin Belén Esteban, claro está.
Ahora América está metida en una profunda crisis, (La Crisis) como todo quisque, y el americano medio agobiado por el desempleo, la inflación y la falta de medios para subsistir se empieza a ver muy poco identificado con una señora con tan abultada cuenta corriente y un salario que sobrepasa en un día lo que a ellos les cuesta el trabajo de varios meses.
Yo no sé si eso es así, lo leí en un periódico de allí y, supongo que lo será.
Lo que yo si sé, es que me con encuentro serias dificultades a la hora de digerir como alguien en este país (España) se puede tomar en serio a Leire Pajin y a Bibiana Aido, cantado la Internacional, (Arriba pobres de la tierra… y todo eso etc) mientras levantan el puñito, tratando de identificarse con el “proletariado”, los pobres, los menos afortunados y los desheredados del mundo, puff…
La Bibiana gana 6000 euros al mes, ¡pobrecilla!
Y digo pobrecilla porque Leire, supera los 6.000 euros al mes por su actual cargo como secretaria de Organización del PSOE, mas una “pensión” de 7.000 euros mensuales” por haber sido Secretaria de Estado y, además, estaba planeado que a partir de junio Pajín fuera a embolsarse un tercer sueldo de otros 4.940 euros mensuales como senadora por la Comunidad de Valencia, y, además, nos acabamos de enterar de que ella no es la única de la familia Pajin, que vive del cuento de la política. En las ultimas semanas hemos visto a una “rotunda” y jacarandosa, mamá Pajin tomando a saco la alcaldía de Benidorm, ayudada por un tránsfuga del PP, que, como pago por los servicios prestados, será recompensado con el puesto de teniente de alcalde, y, además, hemos sabido que el que movió los hilos de toda la trama fue papa Pajin, o papajin, como se prefiera.
Ésta es la “pobre” Leire Pajin, que el sábado nos trataba de convencer de lo bueno que era para nosotros que su jefe, el ínclito Zapatero, nos haya subido el IVA y los impuestos en general.
30 mil personas, decía, saldrán a la calle para explicarle a los ciudadanos el por que, que nos encarezca la comida, mientras nuestros sueldos se achican mas cada día, que comprar los libros para la escuela sea algo que requiera, por parte de los padres, un ejerció de sobresaliente en economía, que comprar ropa sea algo fuera de todo plan y salir con la mujer a pasear y tomar un café en la cafetería de la esquina, sea “lo que el viento se llevo”, todo esto es algo bueno para los españoles. Pues si que tendrán que ser convincentes.
¿Que puede una persona con una fortuna como la que se embolsa Leire Pajin, tener en común con el típico matrimonio con dos hijos pequeños y cuyo único medio de sustento sean los 420 euros que les da el Gobierno? Y algunos ni eso. Hay familias de cuatro miembros, entre padres e hijos, o mas, con todos ellos en el paro, muchos con todas las prestaciones por desempleo agotadas y sin saber de donde van poder sacer el dinero para comprar el pan y la leche, sin mencionar el poder pagar la renta del piso o la hipoteca.
¿Como puede Leire Pagin, una “señorita posh” que nunca supo lo que era la miseria, decirles a estas gentes que ella es uno de ellos?
No, ella no es uno de ellos, nunca lo fue y nunca lo será. Ella puede resistir sin problemas la brutal subida de impuestos que su jefe Zapatero ha impuesto a los españoles. Ellos no podrán. La mayoría de los españoles estamos ahora mismo sin resuello, asfixiados por la política de un hombre que ha perdido el norte, que va dando bandazos, igual que un camionero borracho en una noche de niebla y, mientras nos hunde a todos mas y mas en la miseria, trata de tapar su ineptitud echando toda clase de basura sobre la oposición. Una oposición bisoña que solo sabe sonreír y decir, nosotros no hemos sido. Señor Camps, señor Rajoy, déjense de contemplaciones y milongas, pongan sus cartas sobre la mesa y muéstrenlas a todo el mundo y el que tenga que caer que caiga, no le hagan el juego a este incapaz. En ello nos va supervivencia de España.
Leí una vez un relato corto del escritor americano Norman Kagan, en el cual, en el curso del mismo, un personaje le decía a otro: Roosevelt nos demostró que cualquiera puede llegar a ser presidente simplemente con desearlo. Truman nos demostró que cualquiera puede ser presidente. Eisenhower nos demostró de que, realmente, no necesitamos un presidente. Y Kennedy fue la prueba de que era peligroso ser un presidente demasiado humano.
Bien, pues eso buenamente lo podríamos aplicar a España. González nos demostró que cualquiera puede llegar a ser presidente simplemente con desearlo. Aznar nos demostró que cualquiera puede ser presidente. Y el señor Zapatero, es la prueba de que, realmente, no necesitamos presidente, y, además, que un “no presidente” como él puede llegar a ser letal para los ciudadanos de su país y, además, nadie está muy seguro de que, realmente, sea muy humano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído