Pacos

Paco Sande

El sueño continúa.

Acaba de finalizar el partido entre España y Paraguay, con el cual, con otro golazo de “Villa el Magnifico”, España, por primera vez, se gana un puesto para una semifinal del mundial de futbol.
El sueño continua. Y de verdad que, lo que se está viviendo en España desde que comenzó este mundial, parece un sueño. Y es que, en toda mi vida, ni siquiera en vida de Franco, yo tenía 25 años cuando este murió, recuerdo haber visto tantas banderas de España ondear de tantos diferentes sitios. En los balcones, en las ventanas, en los tejados, en los coches, hasta colgadas de algunas de las grúas que coronan nuestros pueblos y ciudades, se pueden ver banderas de España ondear al viento.
España, un pueblo que parece que cada día que pasa, merced a un Gobierno que está resultando ser el mas nefasto que hemos tenido desde que Isabel y Fernando contrajeran matrimonio, merced a la voracidad de 17 autonomías con 17 presidentes y gobiernitos que con sus ansias de grandeza amenazan con fagocitarla, merced a un Tribunal Constitucional que en vez de velar por que se acate la constitución, por no agraviar a Cataluña la insaciable, hace un apaño sobre su “Estatut”, que termina siendo un despropósito tan grande, que mas parece obra de Pepe Gotera y Otilio, que de un tribunal que, con sus togas y puñetas, tiene como misión velar por la Constitución de un país, merced a las barbaridades que cada día vemos perpetrar a nuestra justicia y nuestros mandatarios, como multar a un canal de televisión con 100.000 euros por un “spot publicitario” que dice que estamos orgullosos de ser heterosexuales o pasar una ley en Cataluña que amenaza con multar con hasta un millón de euros a todo aquel comerciante que no atienda a sus clientes en catalán, sin que nadie diga nada, merced a todo esto, repito, pierde su nombre como nación y toda su razón de ser. Y de pronto, y gracias a un torneo de futbol, resurge de sus cenizas y se echa a la calle con un entusiasmo y un patriotismo que no se recordaban desde aquel glorioso “2 de mayo de 1808” en que se levantaron contra el gabacho y se los pusieron de corbata.
El próximo miércoles día 7 volvemos a jugar contra Alemania y, posiblemente, nos elimine, o no. Sea como fuere eso será el miércoles. Mientras tanto la “Bandera de España” seguirá ondeando todavía en más sitios diferentes y en alguna parte los nacionalistas-separatistas seguirán escondidos debajo de alguna piedra, posiblemente que descanse en alguna maloliente cloaca, comiéndose las entrañas. Solo por esto ya me han hecho el año. Así que, mientras llega el miércoles: viva Villa, viva la “roja” y Viva España.
Dios os bendiga.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído