Pacos

Paco Sande

¿Sera capaz Rajoy?

Alguien me ha preguntado hoy, si yo creía que el PP de Rajoy, de salir elegido en las próximas elecciones, sería capaz de quitarnos de esta crisis.
Pues no lo sé, pero desde luego lo que sí sé, es que de continuar con el “Gobierno” actual, nuestro país tiene menos futuro que un bizcocho a la puerta de un colegio.
Para salir de la crisis, lo primero que necesitaríamos hacer seria liberarnos de toda la casta parasitaria que asola nuestra maltrecha economía.
Librarnos de parásitos tales como los famosos liberados sindicales.
Aligerar nuestro cupo de cientos oneges subvencionadas por el erario público, o sea, por nosotros. ¡Ojo!, que quede claro que muchas de estas oneges son necesarias y están haciendo un bien impagable a la sociedad española y al mundo entero, pero hay otra muchas que no pasan de ser un chiringuito para sus dirigentes, otras una manera descarada de clientelismo y otras simple vallas publicitarias de las diferentes comunidades autonómicas y gobiernos o «gobiernitos» de turno.
Dejarnos de subvenciones al cine, a festivales y a festejos varios. El que quiera hacer películas y fiestas, que se las pague con su dinero y lo que recaude que se lo quede.
Dejarnos de despilfarrar dinero tratando de mantener a flote las cajas de ahorros. Que se conviertan en entidades privadas y autosuficientes y si no pueden ser rentables que cierren sus puertas.
Y sobre todo, acabar de una vez con el infernal, caótico e inviable sistema de gobierno que tenemos en este país. El más caro del mundo.
Tenemos un “Gobierno” central y 17 “gobiernitos” más, a imagen y semejanza del primero, todos con la misma burocracia, las mismas competencias y el mismo coste. El Gobierno de España tiene un coste similar al de cualquier otro país de las mismas características y PBI, al igual que nos cuestan los restantes 17 “gobiernitos” de nuestras 17 Comunidades Autonómicas. En otras palabras, producimos y ganamos como un país cualquiera de nuestro entorno, pero pagamos en “gobiernos” como 18.
Y con todo esto hay que terminar si queremos ser un país solvente, igual que nuestros vecinos europeos.
Hay muchas otras cosas, pero esto ya sería un comienzo.
Ya sé que esperar tal cosa quizás sea una utopía.
Para ello haría falta un Gobierno fuerte con un presidente fuerte, tipo Sarkozy o la señora Merkel y dudo que Rajoy este a la altura.
Y en realidad dudo que, de aparecer alguien con el coraje suficiente para tratar de acometer tales reformas, los españoles estemos a la altura para entenderlo.
No hay que olvidar que hace solo unos días, fuimos obligados a secundar una huelga general en la que el 99´99 por ciento de nosotros no creía.
Fuimos obligados por unos piquetes que durante todo ese día se dedicaron a intimidar a la gente. Lo mismo que hicieron los mismos sindicatos desde 1931 a 1936.
En mi vida había visto a España tan acojonada como ese día.
Al final, la mayoría de nosotros nos las ingeniamos para ir a trabajar y la huelga fue un rotundo fracaso y los que más se dolieron de este fracaso fueron, paradójicamente, los mismos miembros del Gobierno contra el cual, supuestamente, iba dirigida la huelga.
Luego para mas mofa y befa, salieron al balcón, casi cogidos de la mano, sindicatos y Gobierno afirmando que la huelga había sido un éxito.
Y España entera, aguantó estoicamente, como siempre, que se burlasen de ella.
De nosotros.

Los productos para mejorar tu estilo de vida

PRODUCTOS DE DEPORTE

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído