Pacos

Paco Sande

Bloody Mary.

Un amigo mío se ha enterado por casualidad que el coctel conocido como “bloody mary” le debe su nombre a una reina inglesa. Y, como sabe mi gran afición por la historia, enseguida ha venido a preguntarme quien había sido ésta reina y el por qué del nombre.
Bien pues esto va dedicado a él y a quien quiera que lea esta blog.
“Bloody Mary”, es el nombre que los ingleses le dieron a María Tudor, la Reina María.
María I, fue reina de Inglaterra desde 1553 hasta 1558, año de su muerte. Y estuvo casada con el rey de España Felipe II.
María Tudor era hija del rey ingles Enrique VIII (Henry the VIII) y la española Catalina de Aragón.
Esta Catalina era hija de los Reyes Católicos, hermana de Juana la Loca y, por tanto, tía de Carlos I o Carlos V, como se prefiera, puesto que era primero en la corona de España y V en la de Alemania, y, a su vez, este Carlos V, fue el padre de Felipe II y por tanto Felipe y María eran… Bueno me he perdido un poco y no sé muy bien lo que eran, el que quiera que eche cuentas y lo averigüe.
-Catalina antes de con Enrique, estuvo casada con su hermano mayor Arturo, Príncipe de Gales y, como ya se sabe, los hermanos pequeños siempre quieren lo que tienen los mayores, a la muerte de Arturo, Enrique se casó con ella-
Aunque, en realidad, si a alguien le parece mucho embrollo el casamiento entre Felipe y María, no quiero verle quitando cuentas sobre el árbol genealógico de las actuales casas reales europeas. Ese sí que es un embrollo de los buenos, sus ramas se cruzan una y otra vez por arriba, por abajo, por el medio. Bueno es imposible saber cuántas veces nuestro Rey Juan Carlos se emparienta con, por ejemplo, Isabel II de Inglaterra…buuff, no quieran saberlo.
Menos mal que, con la nueva tendencia de los herederos de las diferentes coronas europeas de casarse con plebeyas, se está inyectando sangre nueva a la cosa, porque se estaban quedando tontos tú.
Pero volviendo a lo nuestro. María llegó al trono tras un breve reinado de su hermanastro Eduardo VI. Aunque, en realidad, no fue exactamente tan así.
Eduardo VI era hijo de Enrique octavo y su tercera esposa Jane Seymour, y por tanto hermano menor de María, y heredó el trono de Inglaterra a la edad de tan solo 10 años, era un niño enfermizo y a causa de esa mala salud, murió con solo 19 años.
Eduardo sentía una gran animadversión hacia María, algo en lo que coincidía con uno de sus principales protectores, John Dudley, duque de Northumberland, este, viendo el rápido deterioro de la salud del joven monarca, le persuadió para que hiciese un testamento que desplazase a las hermanas de Eduardo, María e Isabel, (Mas tarde Isabel I) de la línea sucesoria, y la corona pasase en cambio a una prima de estas, Lady Jane Grey, (Juana Grey) de solo 15 años, que estaba casada, casualmente, con el hijo de Northumberland.
Este último detalle supongo que sería una casualidad. No creo que el hecho de que Jane Grey fuese su nuera, influyese en el ánimo del bueno de Northumberland a la hora persuadir a Eduardo para que nombrase a ésta reina.
-Esta Jane Grey era, además, hija de otra María Tudor, la hermana de Enrique VIII-
Fuese como fuere, estos tejemanejes entre Northumberland y Eduardo, no fueron bien acogidos por el pueblo, entre el cual empezó a generarse un descontento general.
Esto fue aprovechado por María la cual, seguida de veinte mil partidarios armados, y con su hermana Isabel a su lado, entro en Londres, donde fue proclamada Reina.
Northumberland fue apresado y la pobre Juana (Jane) Grey, mas victima de las circunstancias que otra cosa, fue decapitada.
Debido a esto, Jane Grey, es conocida como: la Reina de los Nueve Días.
Pero Jane Grey, no fue la única protestante en ser ejecutada, en realidad, dice la historia, cientos de personas fueron condenadas a la hoguera. En realidad en esto, la historia o mejor dicho los historiadores, especialmente los ingleses, los cuales no siente una gran simpatía hacia la figura de María, exageran, puesto que al final la gente que murió por orden o a causa de las ordenanzas de María, debió andar por alrededor de los 300, y, si tenemos en cuenta los grandes criminales de la historia tipo Hitler, Stalin, o Pol Pot, María no pasó de ser una simple aficionada.
Y, además, no creo que María debiera de haber sido juzgada de forma tan severa, sin tener en cuenta ni poner en contesto el tiempo en que ella vivió. En su fuero interno la infeliz María trataba de proteger a Inglaterra, y a los hijos de la Gran Bretaña de las diabólicas, o por lo menos así ella lo creía, influencias del protestantismo.
Claro que el hecho de ser condenado a la hoguera y especialmente en un lugar como Inglaterra donde, a causa de la humedad la leña arde tan mal, no es algo que deba entusiasmar a nadie.

De todas formas y sin darse cuenta, actuando de la forma en que actuó, María hizo más por el avance del protestantismo que ningún protestante pudo jamás imaginar.
María solo gobernó en el trono ingles durante cinco años, al final de los cuales murió de un cáncer de estomago, y sin haber tenido hijos, en 1558.
Después de su muerte Inglaterra se convirtió por completo al protestantismo, no sabemos que hubiese pasado de haber vivido más tiempo.
Su leyenda le dio nombre a un coctel de vodka con zumo de tomate, así que, no pudo haber sido tan mala.

Los productos para mejorar tu estilo de vida

PRODUCTOS DE DEPORTE

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído