Pacos

Paco Sande

Los chinos sí pagan impuestos

Me lo han vuelto a decir. Me lo han vuelto a afirmar por enésima vez que, lo chinos no pagan impuestos en España.
Y como a mi esto siempre me ha sonado a leyenda urbana decidí indagar en el asunto llegando a las siguientes conclusiones:

Que los chinos no pagan impuestos durante los primeros cinco o incluso siete años en España, es, efectivamente, una creencia generalizada en nuestro país. Se escucha en la calle, se habla en los bares e incluso lo vi comentar en algunos foros…

Incluso ha habido algún periódico que, sin pararse a constatarlo, lo ha publicado e incluso ha aparecido en otros medios.
Cuando la realidad es bien distinta:
Es cierto que existe un acuerdo comercial entre China y España: «Convenio entre el Gobierno de España y el Gobierno de la República Popular China para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de Impuestos sobre la Renta y el Patrimonio». El convenio data del 22 de Noviembre de 1990 y fue publicado en el BOE de 25 de Junio de 1992. (Ver convenio)
La mayoría de «opinadores» afirma que la regulación de los cinco años sin pagar impuestos aparece en este convenio; sin embargo, como se puede ver, no existe tal regulación…
Lo que en realidad hace el convenio es prevenir que, tanto las empresas chinas con sede en España, como las españolas con sede en China, deban pagar impuestos en ambos países. En ningún momento se dice que los chinos no deban pagar impuestos en España ni nada parecido; de hecho este convenio ni siquiera afecta a pequeños empresarios.

Y, además, existen acuerdos similares con otros muchos países.

Durante los dos primeros años, TODOS los nuevos comercios están exentos del pago del impuesto de actividades económicas. Esto es válido independientemente de la nacionalidad del empresario. Parece ser que esto, mezclado con el convenio mencionado arriba, es lo que da origen a la mentira que nos ocupa.

Que los chinos no paguen impuestos durante los primeros cinco o incluso siete años en España es pues una LEYENDA URBANA, una mentira extendida en toda la sociedad, que además alimenta un creciente racismo hacia los inmigrantes chinos y por tanto es malintencionada.
Además, me he dado cuenta de que entre nuestros “progres”, esos a los que tanto les gustan las “alianzas de civilizaciones” se está dando un caso curiosísimo.
Que existía un sentimiento antisemita entre nuestro “progrerio” era algo que todo el mundo sabíamos.
Sabíamos que no se cortan un pelo a la hora de denigrar a los judíos.
Mientras que si a uno se le ocurre decir algo que vaya en contra de un negro o, peor aún, de un musulmán o un palestino, enseguida te saltan encima afeándote la conducta y tachándote de racista y facha.
Bien, pues son ahora estos progresistas, tan amigos de culturas foráneas, los que sin rubor afirman que, los que nos están “fastidiando” el país son los chinos porque trabajan demasiado, nos vigilan mucho para que nos les hurtemos y, además, no pagan impuestos, y se quedan tan anchos.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

BOLSOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído