Pacos

Paco Sande

Sarkozy, se cansa de la guerra.

Al parecer, el bueno del presidente francés Nicolás Sarkozy, ha decidido ponerle fin a la guerra contra el dictador libio, coronel Gadafi y en su lugar tratar de llegar a un acuerdo por la vía de la diplomacia.
Después de que la guerra que Francia, junto con otros países aliados, entre ellos España, está manteniendo contra Gadafi, haya sobrepasado los cinco meses, y eso bate el tiempo máximo que los franceses, desde las glorias de Napoleón, han permanecido en una guerra sin abandonar o rendirse, el viejo Sarko empieza a verle las orejas al lobo y está pensando la manera de largarse sin quedar muy mal, o sea, lo que se conoce en el argot como una retirada honrosa.
Sarkozy fue al principio el líder occidental más ansioso por mandar tropas contra el régimen de Gadafi, en lo que él creía –y también Zapatero, aunque éste mandó a los nuestros, como siempre, en ayuda humanitaria y no a una guerra- seria un paseo militar, pero la cosa no salió tan así como esperaban y la guerra comienza ya a durar, para todos, mas de la cuenta, y lo que es peor, a enviar muertos y el gasto en millones de euros que, en el mantenimiento de las tropas en Libia, se eleva ya a la estratosfera y al final, tanto él como los demás lideres, comienzan a desanimarse ante la idea de seguir luchando en una guerra que, gane quien gane, no va a reportar a occidente ni la mitad de los beneficios que occidente está enterrando en ella.
Y es que, las guerras tienen eso, se sabe como empiezan pero no como acabaran y, además, cuando se cree que el enemigo es débil y con unas cuantas bombas aquí y allí, en unos días se finiquita la cosa, tienden a alargarse y complicarse y lo que creíamos que seria un desfile glorioso, acaba convirtiéndose en una tragedia.
Y es que, la mejor manera de afrontar las guerras es, en primer lugar, no empezarlas, especialmente en países como Libia, donde la solución pasa por expulsar a un dictador lunático y poner en su lugar una pandilla de lunáticos (como los hermanos musulmanes).
Por dios, entre tal elección, ¿a quien le importa quien acabe gobernando en el puñetero país?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído