Pacos

Paco Sande

La huelga de mas sinrazón, gratuita e inútil que he vivido en toda mi vida.

Bien, hemos vuelto a vivir otro día de huelga, nada nuevo.
Aunque, a mi entender, esta ha sido la huelga de mas sinrazón, gratuita e inútil que he visto en mi vida.
¿Porque, para qué se hizo esta huelga?
¿Para que el Gobierno suspenda los recortes, invierta más en gasto público y ponga el país a trabajar de nuevo?
Pues macho, eso es como purgar al muerto.
¿Cuándo de una puñetera vez nos vamos a enterar de que no hay un duro?
En las arcas públicas no hay un maldito chavo. ¿Tan difícil es de entender?
Leo en un artículo escrito por Stefanie C. Miller, economista y corresponsal alemana en Madrid, y traducido por Francisco Camuñas, que: los datos de las cuentas publicas conocidas la pasada semana son escalofriantes. El déficit del Estado a julio ascendió al 4.64% del PIB, frente a un déficit del 3.5% comprometido con la UE para todo el año. Un déficit que alcanza el 6.3% si incluimos regiones y ayuntamientos.
Pero lo realmente inaudito es que España está gastando el doble de lo que ingresa: 101.000 millones de gasto a julio frente a 52.000 millones de ingresos, y precisamente para poder financiar el despilfarro de regiones y ayuntamientos, que no están en absoluto comprometidos con la consolidación fiscal.
Y el déficit real del 2011, aunque se ocultó, puede estar por encima del 11% y en el 2012 se está gastando el doble de lo que se ingresa.

Y visto lo visto, la señora Miller cree que: las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras, como ya demostró el caso de Grecia, y que el Gobierno español debe reformar a fondo la Administración de las comunidades autónomas y ayuntamientos, en su mayoría en banca rota y completamente fuera de control, siendo la causa responsable de los dos tercios del gasto público y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables.
Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno sólo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por personas tan increíblemente venales.
No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aun a 17 regiones funcionando como estados independientes, con todos los organismos multiplicados por 17, desde 17 servicios meteorológicos a 17 defensores del pueblo, con 200 embajadas, 50 canales de TV regionales en pérdida, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11´4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.

Esto es lo que considera la señora Stefanie Claudia Miller, alemana ella, que es la causa principal de la enfermedad de la economía española.
Y así, por lo menos, es como nos ven desde afuera.
Y con estos mimbres queremos hacer un cesto.
¡Anda ya hombre! ¿Quién nos va a creer y quien nos va a dar crédito…?
¡Y nos montamos una huelga!
¡Redios ya hay que ser zoquetes y negados!
Menos mal que, la huelga de marras, -un anacronismo de otros tiempos y que sólo perdura en países atrasados y tercermundistas-, ya sólo es secundada por los sindicatos, los liberados y aquellos obligados por los “piquetes informativos”, y apoyada por ese pájaro de mal agüero, Gaspar Llamazares, un tal Cayo Lara, que dicen que es el líder de Izquierda Undida, pero que nadie conoce, por los carroñeros de la zega, por parte del partido socialista y, cómo no, por el ínclito y gregario Felipe González, -vuelve el perro a su vomito- que tratan de ganar en la calle lo que no consiguen en las urnas.
Hace unos años, no tantos, a muchos enfermos se les hacia una sangría aplicándole sanguijuelas que le chupaban la sangre, -la sangre mala, decían- esto no solo, no curaba, sino que acababa con las pocas fuerzas y vitalidad del moribundo y esto es exactamente lo que estos fulanos le han hecho hoy a este país, una sangría.
Lo dicho: la huelga de mas sinrazón, gratuita e inútil que he vivido en toda mi vida.
Además, quedan, todavía, las manifestaciones y la violencia que en estos momentos, ya de noche, se está viviendo en las calles, pero esa es otra historia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído