Pacos

Paco Sande

Acabamos siempre haciendo el Quijote.

Leo en el periódico británico de Sun, lo siguiente: Bajo fuego, Ed Miliband ha sido informado que tiene que prometer frenar la inmigración si quiere ganar las Elecciones Generales el año que viene.
-Edward Samuel Miliband es un político británico líder del Partido Laborista desde el 25 de septiembre de 2010-.
Una encuesta, hecha recientemente para el periódico, arroja que, el 45 por ciento de los votantes indecisos, que son los que realmente deciden todas las elecciones, consideraría darle su voto al partido “laborista”, si su líder pudiera finalmente frenar la marea de inmigrantes que llegan a Gran Bretaña.
– Para el que no lo sepa, el partido “Laborista” es el partido Socialista de toda la vida-
Reducir la inmigración es la preocupación numero uno de estos votantes, por delante de cuidarse de que los beneficios vayan a parar a la persona equivocada, o reducir la deuda británica.
El votante indeciso es aquél que puede votar “Laborista” o puede cambiar de idea y votar a otro, pero incluso los votantes del partido “Laborista” más fieles, desean que el partido tome acción sobre la inmigración.
Alp Mehmet, miembro de “MigrationWatch UK, dice: Le inmigración está muy presente en la mente de la gente. Y lo que necesitamos oír ahora por parte de los “laboristas”, no es que aceptan que en el pasado se cometieron equivocaciones que agudizaron el problema, sino la forma en que van a afrontarlo.
Casi cuatro millones de inmigrantes entraron en Gran Bretaña, durante el último gobierno “Laborista” y la coalición “Conservadora-Liberal” actual, tampoco está haciendo nada para atajar el problema.
Andy Burnham, diputado laborista, admite que, en efecto, el partido Laborista tiene que ser más claro sobre su posición, tanto sobre la Unión Europea, -otra preocupación de los británicos- como la inmigración.
Y finalmente, Liam Fox antiguo Ministro de Defensa del partido “Tory” –Conservador- urge a los ministros la instauración de un sistema de visado, tipo Australia, que sea capaz de frenar la marea inmigratoria.

Y hasta aquí llega el artículo, y se queda tan pancho.
¿A ver quién es aquí el guapo, periodista o periódico, que sea capaz de editar un artículo semejante…?
Enseguida se le echarían encima los de los derechos humanos, antirracistas, indignados, y toda esa patulea, que el periódico tendrá enseguida pedir toda clase de perdones y disculpas.
Si algo me gusta de los británicos es que, a la hora de decir lo que piensan, no se andan con milongas, lo dicen y punto.
Hay que tener en cuenta, además, que, toda esa afluencia de inmigrantes que han arribado a la Gran Bretaña, proceden, en su mayoría, de Europa del Este, por lo tanto entran legalmente, imagínense que hubiese ocurrido si les estuviesen entrando a las bravas, saltando una valla y desbordando a la policía, el Primer Ministro de turno iba a durar en ese puesto menos que un suspiro.
Pero claro, los británicos son los británicos, gente que ante estos casos te recuerda que, la caridad empieza en casa, y que hay que ayudar a los necesitados pero salvaguardando la integridad de su país.
Aquí, en cambio, nos gusta aparentar que todos somos buenos buenísimos de la muerte y acabamos siempre haciendo el Quijote y confundiendo molinos de viento con gigantes.
Por cierto, en el mismo artículo, al final, hay una pequeña entrada que dice que la misma encuesta ha arrojado que uno de cada cuatro británicos prefiere pertenecer a la Unión Europea que estar unidos a Escocia.
Para que vean los escoceses que nadie va a echarlos de menos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído