Pacos

Paco Sande

Sánchez si usted consigue hacerlo la mitad de bien que Rajoy, podemos darnos con un canto en los dientes.

A menos que haya estado viviendo en Marte durante la última semana, ya nadie ignora a estas alturas que, después de la enésima tentativa de asalto al poder, el señor Pedro Sánchez Castejón y no sé cuantos, es ya el nuevo y flamante Presidente del Gobierno de España.
Y, desde aquí, quiero felicitarlo.
-La felicito señor Sánchez. Le felicito por haberlo conseguido.
Y le felicito, también, por el grado de tesón, tenacidad y empeño, que ha puesto en conseguirlo.
Si usted emplea ese mismo tesón, esa tenacidad y empeño, en Gobernar bien nuestro país, España, acabará siendo una de las primeras potencias del mundo, mundial, como dicen ahora los chavales.
Pero mucho me temo que no va a ser así.
Y no va a ser así porque, en esta mismo lance, usted ha demostrado que no se para ante nada ni ante nadie, con tal de conseguir sus fines.
Y, en este momento, sus fines pasaban por llegar a ser Presidente del Gobierno.
Y, para conseguirlo, ha desplegado un altísimo grado de ruindad, hipocresía y cinismo.
Así como se lo digo: usted ha demostrado ser ruin, infame, hipócrita y cínico a unos niveles muy por encima de sus posibilidades, como diría el gran Pérez Reverte.
En su enfermizo anhelo por conseguir ser el Presidente, usted ha sobrepasado todo lo decente en lo humano y casi diría en lo divino.
Ha hecho gala de una bajeza y falta de escrúpulos sin parangón.
Ha demostrado ser ruin, cuando usted ha ido a lo suyo sin importarle el hecho de que el hombre que usted desalojaba de la Presidencia, le había ganado dos veces unas elecciones democráticas.
Unas elecciones que usted perdió dos veces y que, en la segunda, usted todavía conseguía menos votos que en la primera, puesto que se quedó a 50 escaños, que se dice pronto, de él.
Como no le importó tampoco lo que sintieron sus compañeros de partido al ver como usted, en su afán de conseguir su codiciado puesto, se coaligo con toda la ralea, basura, de la “política española”
Los golpistas catalanes –y es que en el PDC, no hay corrupción-, los de Bildu-ETA, asesinos de sus propios compañeros –de usted, señor Sánchez- y de ese conglomerado de “frikkis” mal llamado Podemos, que dicen ser parte del proletariado obrero, pero se compran casas de 700 mil euros.
Formó usted la misma coalición por la que usted fue expulsado de su cargo en el PSOE.
Y, para que nada fallese ni le detuviese, llegó, incluso, a prometerles a los vascos que respetaría los mismos presupuestos que había hecho Rajoy.
Uno presupuestos de los cuales usted digo que eran los más injustos, y desfavorables hacia los más necesitados, de toda la democracia.
Unos presupuestos que usted rechazó a la totalidad, hace solo unas semanas.
Y en el colmo del cinismo dice que la moción de censura a Rajoy es para combatir la corrupción.
Porque en el PSOE, no hay corrupción…¿No?

Y demuestra usted lo hipócrita y cínico que es, cuando dice que todo esto lo hace por la democracia y la estabilidad de España.
Permítame que me ría señor Sánchez. La democracia la mandó usted a hacer puñetas cuando perpetro este golpe de estado. Porque eso es lo que fue, un golpe contra el estado y contra la democracia.
Y en cuanto a la estabilidad, eso a usted se la trae al pairo, le importa un bledo.
Usted solo vive para satisfacer su avaricia y parece que lo ha conseguido.
No voy a felicitarlo por eso, porque me niego a felicitar a nadie por haber cometido una felonía.
Pero por lo menos, ahora que ha llegado hasta aquí, serénese, piense lo que va a hacer, y trate de hacerlo lo mejor que su habilidad se lo permita.
No voy a pedirle que sea tan buen Presidente como el señor Rajoy, porque eso sería pedirle peras al olmo, puesto que, ni como político, ni como persona, usted le llega a Mariano Rajoy a las suelas de los zapatos.
Pero mírelo, mire como Gobernó, y como se va un Presidente de verdad.
Mire como sabe irse el Caballero de la Política.
Mire y aprenda, y si usted consigue hacerlo la mitad de bien que él, tanto nosotros, los españoles, como usted, podemos darnos con un canto en los dientes.

PD.
Hay una cosa que no entiendo:
En Andalucía se está juzgando el caso de los ERE.
En Valencia se está investigando un caso de caso de corrupción del PSOE.
En Cataluña tenemos, además de los “golpistas”, lo de la antigua “Convergencia y Unión” y los del tres por ciento –Pujol y compañía- , etc., etc. Y los medios callados como puertas, y no solo es la Sexta o la Cuatro, no, en La Cope, Angel Expositor enumera todas las tardes las sentencias de los casos de corrupción que le esperan al PP, pero ni pio de los del PSOE, que están saliendo ya.
Qué pasa???

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído