Pacos

Paco Sande

Es un tahúr, un farsante…

Quiero reconocer públicamente,
antes de que sea demasiado para
ocupar un cargo público, que el
decaedro de cartulina que presenté
en la evaluación del 7º de EGB
en realidad lo hizo mi padre.
Sacamos un seis.”

Lo anterior es un meme que un amigo me hizo llegar ayer.
Y es la caricatura, perfecta, de la grotesca caricatura en que se ha convertido la política en España.
Y es que, viendo un debate de nuestros diputados en el Congreso. Viendo el nivel de inteligencia que despliegan, uno no puede sentir más que vergüenza ajena.
Nos reímos de las mamarrachadas de Trump. Despreciamos las bufonadas de Maduro.
Y nosotros tenemos un Presidente que nunca ganó unas elecciones. En realidad perdió las dos en las que se presentó.
Y tenemos diputados como Tardat, que hace bueno a Salvini, o Rufián, que hace que Maduro nos parezca inteligente.
Pero lo peor es ver al nivel de miseria al que han llegado nuestros políticos, rebuscando como sabuesos en el historial académico de sus opositores.
A ver si encuentran algo copiado, algo que no existe, como los famosos “másteres”, o cualquier errata, desliz o falta de rigor que puedan echarse a la cara.
Pero que conste, todo esto lo empezó la izquierda. Y el que puso el máximo rigor en el asunto. El paladín de la legalidad y pulcritud de cualquier expediente académico, fue el señor Pedro Sánchez Castejón y no sé cuantos. Doctor Cum Laude. Su rigor era tal, que, Torquemada a su lado, nos parecería un pobre aficionado.
Y ahora va a resultar que, mientras nos asombrábamos viendo como el que más y el que menos hacia desaparear los másteres de su currículum, o eran golpeados por estos sin piedad, caso Cifuentes y Montón, el señor Pedro Sánchez, no solo había plagiado su tesis sino que también había plagiado su libro, con erratas incluidas. Y así nos enterabamos que el doctor Cum laude, era en realidad, el doctor Cum fraude.
Pero, y a pasar de todos los “memes”, bromas y chanzas varias, a cuenta de este farsante, que nadie lo tome a broma, porque la cosa es muy seria.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que, sea este fulano cogido, en el fraude que sea, no va a cambiar nada. Este señor es un enfermo, un yonki del poder, y no va a dejarlo tan fácilmente.
En realidad, va a hacer todo lo posible para no dejarlo nunca.

Tiene madera de dictador, un “Tirano Banderas” en ciernes. Ya intentó una vez silenciar al Senado para evitar que le vetasen los Presupuestos Generales del Estado, y como en esa intentona fue rechazado, ahora está de nuevo tratando de usar otra argucia para meterlos junto con otra ley que no tiene nada que ver con los Presupuestos.
Es un tahúr, un tramposo redomado, y va a hacer uso de todas las trampas y triquiñuelas en su haber, para seguir de Presidente a perpetuidad. Como Maduro en Venezuela o Daniel Ortega en Nicaragua.
Además, tiene detrás de él al Mesías Pablo Iglesias, que es quien realmente gobierna, y no va a dejarlo caer aunque tenga que llevar a España a una revolución.
Así que, agarrarse los machos, porque estamos yendo hacia una nueva dictadura.

Nota final:
Los grandes experimentos de ingeniería social que fueron el nacional-socialismo y el comunismo, que por supuesto fueron aliados en diferentes momentos, segaron la vida de millones de personas. Y, sin embargo, el idealismo parece vencer la realidad en el pensamiento de estos personajes, que siempre buscan alguna excusa para intentar decirnos que «esta vez sí» o que «aquella vez no se hizo exactamente como se debía».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído