Pacos

Paco Sande

El Parasito y el Filántropo

Si buscamos en el diccionario la palabra parasito, sale lo siguiente: Organismo que se alimenta de las sustancias que elabora un ser vivo de otra especie, viviendo en su interior o sobre su superficie, con lo que suele causarle algún daño o enfermedad.
Hay otra acepción mas, ésta en sentido figurado, que dice así: Persona que vive, o intenta vivir, a costa de otro sujeto, aprovechando sus recursos materiales.
Y por último, aparecen varios sinónimos: Pegadizo, pegajoso, gorrón, gorrista, gorrero y pegote. Y yo añadiría uno más: Pablo Iglesias Turrión.
Hay mas, claro, pero este señor es el paradigma del parasito que, además de vivir a costa de otro, trata de debilitarlo hasta el punto de matarlo.
Y ese otro es España, somos todos nosotros, tú, yo y el de en frente.
Porque ya me dirán, cómo se puede explicar el hecho de que ante las donaciones que el señor Amancio Ortega, hace desinteresadamente a la Sanidad Española, para la adquisición de maquinas para el tratamiento del cáncer, de última generación, Pablo Iglesias, “marques de Galapagar”, se atreva a afearle la acción y decir que no se deberían aceptar.
Hipócrita, demagogo y cínico hasta la nausea, que solo engaña a los tontos. Porque ya hay que ser tonto para creer que un tipo que jamás ha pegado palo al agua, que lleva dos días en la política y que se ha comprado una casa de un millón de euros, en las afueras de Madrid, con 2. 000 metros cuadrados de superficie, protegida por un muro de piedra de más de dos metros de alto y vigilada día y noche por la guardia civil y la policía secreta, es alguien como tú, que mal vives en un piso de alquiler de 70 metros cuadrados con tú mujer y dos niños y te las ves y te las deseas para llegar a fin de mes, mientras que él ha puesto a su …, lo que sea, de segunda de abordo con un sueldazo cada mes que tú no juntarás en tu puñetera vida.
Porque ya hay que ser tonto para que cuando este ser, ruin, imbécil e impresentable a más no poder, esta soltando uno de esos discursos rancios y mas pasados de moda que una película de romanos, creer que va a preocuparse por tu bienestar cuando lo que está pensando es: a ver imbécil, voy a sacarte del bolsillo todo el dinero que pueda, porque yo sé gastar tu dinero mejor que tú.
Ya hay que ser tonto para no darse cuenta de lo que es este tío: Un dictador que lo que realmente desearía es prohibir todo lo que no le gusta y que los demás pagasen lo que le gusta.
Un vividor.
Pero no solo ha sido este mamarracho el que se ha lanzado a la yugular de don Amancio, no, hubo también por ahí algún panfleto, que pasa por periódico progre, además de algún otro, u otra, imbécil que pasaba por allí, que, aprovechando la coyuntura, también han querido lanzar su puya contra el dueño de Zara.
Y es que todos estos grotescos y ridículos esperpentos odian a todo aquel que haya triunfado por su propio esfuerzo y valía. Y es que, cuando el blanco de sus bufonadas no es Zara, es Mercadona o el Corte Inglés, etc., pero siempre dirigiendo sus ataques a todo aquel que cree puestos de trabajo y sea popular ante todo el mundo, sea éste humilde o adinerado.
Y esto lo hacen por envidia cochina. La envidia que sienten hacia todo aquel que ha sido capaz de triunfar sin robar ni parasitar a la sociedad, algo que ellos, en su más que miserable mediocridad, jamás serán capaces de conseguir.
Y es por eso que esta patulea mezquina y ruin hasta lo indecente, están tratando por todos los medios de convertir España en una segunda Venezuela, para luego ellos, emulando al “gorila rojo” antes y al “conductor de autobuses ahora, ir por los barrios más necesitados –si queda alguno en Venezuela que no lo sea- regalando bolsas de comida, mientras aquellos infelices se quedan diciendo: que bueno es nuestro Presidente, sin darse cuenta de que el deber de aquel miserable es estar en su despacho con sus consejeros y ministros tratando de Gobernar el país de forma tal que nadie tenga ir por las calles repartiendo una limosna. Y menos el Presidente de un país que nada en petróleo.
Y de que toda esta canalla consiga, o no, llevar a España por este fangal, en último caso depende de ti de mi y de él demás allá, así que…mira lo que votas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído