Pacos

Paco Sande

El Síndrome de la Rana hervida.

¿Conoces el síndrome de la Rana hervida?
Fue escrito por el Suizo Oliver Clerc, especialista en desarrollo y bienestar.
Imaginen una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada tranquilamente una rana.
Se está calentando la cazuela a fuego lento.
Al cabo de un rato el agua está tibia. A la rana esto le resulta agradable y sigue nadando.
La temperatura empieza a subir.
Ahora el agua está caliente. Un poco más de lo que suele gustarle a la rana. Pero no se inquieta y además el calor siempre le produce algo de fatiga y somnolencia.
Ahora el agua está caliente de verdad.
A la rana empieza a parecerle desagradable. Lo malo es que se encuentra sin fuerzas, así que se limita a aguantar y no hace nada más.
Si la hubiéramos sumergido de golpe en un recipiente con el agua a cincuenta grados, se habría puesto a salvo de un enérgico salto.
“Es un experimento rico en enseñanzas, dice el autor. Nos demuestra que un deterioro, si es muy lento, pasa inadvertido y la mayoría de las veces no suscita reacción, ni oposición, ni rebeldía”.

Y eso es lo que le ocurrió a La Argentina, más tarde a Venezuela y ahora le está ocurriendo a España.
-A principios del siglo XX, La Argentina tenia la renta per cápita más alta del mundo.
Hoy siente envidia al ver cómo viven los españoles-
Y dentro de no muchos años, seremos los españoles los que sentiremos envidia al ver cómo viven en Marruecos. De eso que a nadie le quepa duda.
Desde que murió Franco y llegó la “democracia”, je, je, que ironía, hemos ido derivando, lenta pero inexorablemente, hacia una dictadura de las izquierdas.
Y ahora ya han llegado al poder, ya no se ocultan y lo que era una deriva lenta ha pasado a ser un feroz galope hacia el abismo.
Una ministra con cara de cochera de Drácula, nos advierte que los hijos no son de los padres sino del Estado, mientras que la Ministra de Igualdad nombra para todos los cargos de su Ministerio solo a mujeres por el hecho de serlo.
¡Vaya igualdad!
Y asevera desde su tribuna, “que los hijos de padres y madres machistas tienen derecho a una educación libre y feminista”.
¿Qué entenderá ella por machista?
Ella, que cuenta con un currículo de diez meses como cajera de supermercado, cosa que no le quita merito sino que se lo da.
Lo que si le quita merito es el hecho de que, ella, Irene Montero, Ministra de Igualdad del Gobierno de España, está desempeñando ese cargo, única y exclusivamente, por ser señora de….Pablo Iglesias Turrión, líder de “Podemos” y Vicepresidente del Gobierno.
Y eso, niñata, eso no va a cambiar nunca.
Así que, ¿qué hablas tú de machismos?
¿Puede haber algo más machista que eso?
Pero esto es solo una de los muchos disparates y canalladas que nos va a deparar este engendro que el señor Pedro Sánchez pretende hacernos tragar como Gobierno.
Para empezar, ha nombrado como Fiscal General del Estado a la ex ministra del PSOE, Dolores Delgado, ministra de Justicia desde el 2018 hasta la actualidad, e intima amiga de un juez corrupto, para desempeñar un cargo clave en el buen funcionamiento del Estado de Derecho.
La función del Fiscal General del Estado consiste en que, una vez elegido “por el Gobierno”, se abstraiga de cualquier reivindicación partidista para garantizar las dos funciones principales que le encomienda la Constitución: defender el interés público y la independencia judicial.
Y en un alarde de insolencia, el señor Sánchez nos asegura que le ha dicho, a “su ministra”, que sea justa y ecuánime,
¿Se puede ser más cínico, sinvergüenza y caradura?
Eso es algo así como si nos dicen que se ha quedado el zorro al cuidado de las gallinas pero que se le ha dicho que sea bueno con ellas.
Y para rematar la cosa, después de colocar novias, novios y novies, nos pone, como Ministro de Consumo al señorito Alberto Garzón, el único ministro comunista en un Gobierno Europeo, el hombre que elogia el sistema de Consumo de Fidel Castro.
En realidad, este de comunista tiene lo que Cañita Brava tenia de cantante. No pasa de ser un pequeño burgués, que nunca ha pegado palo al agua y a fuerza de servirle como monaguillo a Iglesias, ha conseguido llegar a ministro.
Un imbécil con suerte, un tonto de libro con vistas a la calle, que nos puede llevar a la ruina.
El Che Guevara, arruinó la economía y la industria Cubana en los primeros cuatro años de la dictadura castrista, tiempo en el que desempeñó el cargo de Ministro de la Industria. ¿A ver cuento tiempo le lleva a este?
O mejor dicho, a estos, porque Garzón, Irene Montero, Celaá, etc., son solo exponentes de lo que representa esta aberración de Gobierno que nos ha endiñado el señor Pedro Sánchez, el hombre que vendería su alma al diablo con tal de llegar a Presidente.
¡Ya está!, lo ha conseguido y que dios nos ampare a todos por que la rana ya está medio hervida.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído