Artículo de opinión

Opinión: ¿Cuándo se va Nicolás Maduro?

Opinión: ¿Cuándo se va Nicolás Maduro?
Nicolás Maduro PD

Se va el cuarto mes del 2020 y los venezolanos seguimos en el mismo dilema: Maduro no se va. Muchos anuncios, muchas promesas, para mí solo fintas de un problema que no se ha querido resolver. De un juego, donde ambos equipos les da igual quien anote.

Complicado sobremanera.

La solución está en manos del problema. Por ello es difícil, cuesta arriba encontrar caminos, salidas.

Guaidó grita a los cuatro vientos su desinterés por ocupar la cabeza de un presunto “interinato”. Busca ser “candidato”. De todos los protagonistas opositores él es, quien está mejor. Su jefe de campaña, ganador de muchas, comprende que las elecciones no son sobre ideas, sino sobre los candidatos.

Maduro tampoco tenía ideas en el 2013 e igual ganó.  Sobran las críticas acerca de su capacidad intelectual. Repitió, legal o ilegal, en el 2018.

Si la política se mide por resultados, Maduro y su entorno han dado lecciones. Ataques variados de todas partes. Solo falta el lanzamiento de una bomba atómica.

¿Se es o no se es gobierno? Siguen preguntándose miles de venezolanos, ante el fastidio que le producen las repetidas declaraciones sobre la salida de Nicolás. Hoy es Simonovis el nuevo protagonista de esta serie que tiene 21 temporadas y aún sigue cautivando al público. En paralelo observamos el nombramiento de Elaissami en el ministerio de Petróleo. ¿Y ese no es el tipo que busca el gobierno de Trump encarcelar?

ENTORNO VENEZOLANO

La gente se muere por pandemia o por anemia. Para mí, son efectos ineludibles del coronavirus y del mal gobierno.

Un presidente produce hechos. Genera acciones y reacciones. Maduro ordenó que la gente no saliera y la gente no salió, salvo raras excepciones como Catia y otras zonas del país, más por la naturaleza sociológica de la zona, que por desacato o enfrentamiento. El barrio no se encierra porque su subsistencia es el encuentro (nota de la UCAB).

Guaidó ordena que la gente salga protestar y la gente no sale. Se producen variadas excusas, con justificación podríamos decirlo.

¿Quién manda entonces?

Esa es una realidad. Fría, dura, molesta, obtenida por la vía que usted quiera pero realidad al fin, hechos incontrastables. A la vista de todos.

Del dominio público.

En política, no importan los sentimientos sino la fuerza para imponerse en hechos.

LA MEJOR PRUEBA PARA SABER CUANDO SE VA NICOLÁS

Ledezma lo repite. Simonovis afirma que son días. Igual muchos periodistas y figuras públicas. Todas desde el exterior.

La respuesta es simple.

Para saber cuándo Maduro se va, pregúntese cuando ellos se vienen. Desde sus casas en España, Estados Unidos, desde El Arepazo en Miami, lo anuncian los exiliados y seguimos observando como muchos de sus familiares o relacionados se van ¿Y entonces? ¿Se come o no las hallacas desde Miraflores?

Si es cuestión de días ¿Por qué no regresa Lilian? ¿Por qué no abandona la sede de la embajada Freddy Guevara, Leopoldo, etc? Ledezma que agarre el primer avión, igual Ismael García, entre otros. Más y más diputados abandonan la patria pero “tranquilos…que ya Maduro se va”.

¿Por qué no se vienen a Venezuela, al menos a la frontera a esperar a los marines?
Agota por no decir otra palabra, escucharlos.

El pueblo perdió la fe en ese liderazgo abúlico, cansón, sin contundencia.

Gracias a Dios, el chavismo es cada vez más torpe e ineficiente y persiste en un modelo inservible. Ni eso lo utiliza la oposición para precipitar escenarios.

Maduro se cae el día que el liderazgo opositor se levante a hacer lo que nunca ha hecho: auténtica y Real oposición.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído