CASO DE LIBRO DE VER LA PAJA EN EL OJO AJENO Y NO LA VIGA EN EL PROPIO

Gumersindo Lafuente machaca a los directivos de los medios, pero ¿él no fue el que se ‘pulió’ tres millones de euros en el fracaso de Soitu?

El 'guru' les exige "mucha humildad y nada de demagogia" pero no se aplica el cuento

El ‘gurú’ Gumersindo Lafuente pasa por la piedra al periodismo de papel y a sus directivos en un interesante artículo titulado ‘¿Salvarán los tenderos de Internet al periodismo español?’ publicado en ElDiario.es que dirige Nacho Escolar, ex director de Público.

El exdirector de ElMundo.es se muestra muy escéptico con las estrategias de socorro de las grandes cabeceras del periodismo español que se niegan a abandonar el despilfarro:

Mientras unos presentan maquillajes, muros de pago llenos de agujeros y ofertas permanentes o revistas icónicas (muy bien hechas, por cierto). Otros, en plena crisis de España (no pongo aquí ‘de el país’, para que nadie se equivoque), organizan fiestas con más de 4.000 invitados a las que asisten, además del poder presente y pasado, hasta las dos princesas, la del pueblo y la de Felipe de Borbón.

Lafuente no coincide con aquellos que creen que «esa locura de haber dado gratis desde el principio en Internet las noticias que tanto rendían en el quiosco» fue la sentencia de muerte de la prensa tradicional.

Entre ‘aquellos’ estaba nada menos que Steve Jobs, quien en su día se defendió de las acusaciones de los editores de papel culpándoles de haberse metido solos en ese lío: «Sois vosotros los que os habéis dedicado durante los últimos cinco años a regalar vuestros periódicos online sin quedaros con las tarjetas de crédito», les dijo y algunos como Pedrojota Ramírez tomaron nota a pie juntillas.

Lafuente cree que en ese momento dar gratis los contenidos fue la decisión correcta: «Si no lo hubieran hecho hoy serían absolutamente irrelevantes». Y les recuerda que en plena crisis, los directivos estaban jugando al golf. Les pide «mucha humildad y nada de demagogia».

A Lafuente se le puede recordar que él también fue directivo y que esa humildad que exige a otros, se la aplique a él mismo en forma de autocrítica, la que se echó en falta cuando cerró su diario digital Soitu.es. —Soitu.es, la historia de un estrepitoso fracaso— PD ha intentado infructuosamente contactar con Lafuente por teléfono -gente de su entorno nos cuenta que está de viaje por Medellín (Colombia)- para saber su valoración sobre este asunto.

En su día, culpó a su accionista de referencia, el BBVA, de no tener «sensibilidad» con el proyecto, después de que los banqueros se hayan dejado varios millones de euros en el camino.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído