LA CLAVE DEL DÍA

Para El País hay una «vendetta partidista» detrás de la detención de Rato

El Mundo, ABC y La Razón se empeñan en subrayar que el proceso demuestra que "las instituciones funcionan" en España

El periódico de Vocento afirma que "otros partidos" han encubierto o justificado su corrupción

La detención de Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno, ex director gerente del FMI y ex presidente de Bankia, está en todas las portadas y en casi todas las páginas editoriales.

ABC, El Mundo y La Razón insisten en que la detención de Rato es una prueba de que las instituciones españolas funcionan. El Mundo sostiene que ésta es la vía para perseguir la corrupción, en vez de «la demolición del orden constitucional». ABC asegura que aquí tenemos una diferencia entre el PP, frente a «otros partidos políticos en casos de similar naturaleza» y señala a CiU y al PSOE. Para La Razón de Francisco Marhuenda, esta investigación «está dentro de la normalidad».

Por el contrario, en un editorial titulado ‘El crash de Rato’, El País sospecha que detrás de la investigación, el registro del domicilio y la detención de Rato no es consecuencia de una simple investigación: «¿Por qué, entre 705 investigados por presunto blanqueo, se filtró recientemente el nombre del exgerente del FMI?». Y se pregunta si asistimos a una «vendetta partidista».

EL PAÍS

La primera respuesta a la detención tiene que ser lógicamente de estupor, muy parecida a la que provocó el anuncio de la fortuna de Jordi Pujol oculta en Andorra.

Hay que hacerse otras reflexiones que no dejan en buen lugar al Ministerio de Hacienda y a la Agencia Tributaria. ¿Por qué, entre 705 investigados por presunto blanqueo, se filtró recientemente el nombre del exgerente del FMI? El ministro Cristóbal Montoro tendría que dar respuesta a esta pregunta, con el fin de descartar que se trata de una vendetta partidista. Está en cuestión el uso correcto de la información tributaria. Lo correcto y conveniente es que se publiquen los nombres de todos los investigados, no solo de unos pocos.

Ahora se aprecian las consecuencias de la desafortunada amnistía fiscal aprobada por Hacienda. Una amnistía que no resolvió los problemas de las arcas públicas y puso en clara desventaja a quienes pagaron y pagan sus impuestos.

EL MUNDO

Los que le conocen saben que una de sus pesadillas era la de acabar en prisión como su padre, pero con su conducta parece que no ha hecho sino facilitarlo.

Con la denuncia que la Agencia Tributaria puso ante la Fiscalía, el Gobierno ha iniciado el camino demandado por la opinión pública para perseguir de forma implacable a quienes con su actuación socavan nuestros principios de convivencia. La detención de Rato demuestra que son las instituciones del Estado de Derecho las únicas capaces de impartir Justicia y que la solución no es la demolición del orden constitucional, pero sí debe serlo su regeneración urgente.

ABC

Cabe destacar la correcta reacción que ha mostrado el PP con el Gobierno a la cabeza, tras destaparse el escándalo, exigiendo las pertinentes explicaciones a Rato y respetando de forma escrupulosa la actuación de la Agencia Tributaria y de las autoridades judiciales, a diferencia de lo que han hecho otros partidos políticos en casos de similar naturaleza, como, por ejemplo, los surgidos en Cataluña o Andalucía.

La lacra de la corrupción, el fraude fiscal y otros delitos análogos golpea, en mayor o menor grado, a todos los países; la diferencia radica en si estos actúan como es debido. Con este caso, España demuestra de nuevo que las instituciones funcionan correctamente.

LA RAZÓN

La investigación abierta por la Agencia Tributaria contra Rodrigo Rato está dentro de la normalidad. Y así debe ser. Lo importante ahora es que las pesquisas se hagan lo más rápido posible y no se demore un proceso que, a la larga, sólo favorecería a intereses espurios alejados de lo que realmente está en juego: la lucha contra el fraude fiscal, con la que el Gobierno se ha comprometido a fondo y que forma parte de su estrategia en los planes anticrisis. Por lo tanto, es una batalla que nunca es fácil de afrontar por la alarma social que puede provocar, y más cuando la tentación electoral pesa más que la responsabilidad. No está de más en estos momentos hacer una llamada contra el oportunismo político.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído