LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Salvador Sostres pisotea a Pedro Sánchez por su idea de una reforma constitucional: «Si no sabes qué decir, habla del tiempo, majo»

Ignacio Camacho: "Ha perdido las coordenadas: con los independentistas en el monte de la ruptura todavía pretende que la mula vuelva al trigo"

Salvador Sostres pisotea a Pedro Sánchez por su idea de una reforma constitucional: "Si no sabes qué decir, habla del tiempo, majo"
Pedro Sánchez y el PSOE. PD

Cataluña vuelve a colarse como plato estrella en el menú que ofrecen este 15 de julio de 2017 las tribunas de opinión de la prensa de papel. Más que centrarse en lo sabido, la purga hecha por Carles Puigdemont en su Gobierno catalán, lo que sorprende a muchos columnistas es la inconsistencia de Sánchez exigiendo a estas alturas una reforma constitucional. El del ‘no es no’ sigue en su mundo y en su burbuja.

Javier Redondo, en ABC, cuenta que el PSOE de la plurinacionalidad está condenado directamente al mayor de los disparates:

Con su plurinacionalidad, el PSOE avanza inexorablemente hacia el derecho a decidir. Con su desorden conceptual, nos aproxima al caos.

El editorial de El Mundo considera que Pedro Sánchez se equivoca de extremo a extremo con el empeño de la plurinacionalidad:

Rescató parte de las tesis pseudonacionalistas del PSC, lo que resulta una manera completamente desacertada de hacer frente común con el Ejecutivo ante el desafío soberanista.

La Razón le exige al PSOE que no peque de oportunista y pida una reforma de la Constitución en plena marejada de la secesión catalana:

Ahora más que nunca es exigible que el PSC-PSOE no se sume a esa ceremonia de la confusión, concrete sus propuestas y, sobre todo, acuerde su plan de reforma constitucional con el PP, partido sin el cual la Carta Magna no se puede tocar

Salvador Sostres va a degüello contra Pedro Sánchez por plantear una reforma constitucional en plena bravata secesionista:

La próxima vez que no sepas qué decir habla del tiempo, majo.

El editorial de ABC asegura que la purga de los consejeros de la Generalitat que mostraban sus peros al referéndum separatista catalán es un mensaje directo a los ciudadanos catalanes:

El mensaje a la sociedad catalana es muy claro: traidor todo el que no se sume incondicionalmente al referéndum del 1-O. Tampoco es incongruente esta caza de brujas en el Gobierno de la Generalitat. El nacionalismo separatista es, por definición, intolerante y autoritario; no puede admitir disidencias porque se atribuye la representación exclusiva y excluyente de los intereses del pueblo.

Ignacio Camacho entiende que Sánchez ha perdido el norte planteando una reforma constitucional justo el día en que Carles Puigdemont purgó a gran parte de su Gobierno:

Ha perdido las coordenadas: con los independentistas en el monte de la ruptura todavía pretende que la mula vuelva al trigo. El zapateo sanchista ignora adrede que el prusés ha destruido el sistema político convencional y aventado las últimas briznas del catalanismo.

El editorial de El País habla del miedo instalado entre los propios secesionistas catalanes:

Hay miedo en Cataluña. Pero no un miedo general ciudadano, aunque a medida que se radicaliza el procés soberanista crece la inquietud por su deriva autoritaria y desestabilizadora. El miedo anida en la cúpula secesionista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído