El líder de Catalunya Acció justifica las sanciones del CAC

Espot sobre Losantos: «No me sentaré con un nazi, con la peor basura del periodismo»

El independentista deja a Algarra con cara de tonto con una espantada de libro

Santiago Espot, presidente ejecutivo de Catalunya Acció, volvió a mostrar ese ‘talante’ de quien no permite otro discurso que no sea el suyo. Invitado en la noche del 27 de noviembre de 2013 por Javier Algarra al plató de ‘El Gato al Agua’ en Barcelona para que hablase sobre el último informe del CAC (donde, entre otros medios, Intereconomía no sale bien parada a juicio de los inquisidores mediáticos catalanes, ya que se propone una cuantiosa sanción para el canal del toro), el líder de esta formación soltó su ‘chapa’, su discurso de manual, llamó nazi a Federico Jiménez Losantos y se levantó de la silla y dejó a todos con tres palmos de narices.

Inicialmente, Espot pareció apostar por la conciliación:

Siempre que he venido a esta casa, a Intereconomía, cuando ustedes me ha invitado, siempre he acudido a su llamada y he de decir que siempre me he podido manifestar con plena libertad de expresión.

Sin embargo, enseguida empezó a poner ‘peros’ a la libertad de expresión de otros:

Yo no puedo dejar pasar por alto una serie de frases que recoge este informe del CAC y que han servido de base para esta denuncia que va a presentar el Gobierno de Cataluña. Voy a leer unas cuantas para poder dar respuesta a su pregunta, señor Algarra, sobre el informe del CAC.

Entre el 11 y 17 de septiembre de este año se pronunciaron las siguientes frases: «Hoy, en el Nuremberg del nacionalismo catalán, que es el Camp Nou tendrá lugar como la hebilla que abrocha la cadena o el cinturón que mantiene a la población de Cataluña en un régimen de servidumbre política», «es el control de las mentes, es el nazismo con sacarina», «vayamos a la Diada, acerquémonos a Nuremberg», «Los españoles están pagando con su dinero a esta gentuza que tiene en la esclavitud a media Cataluña porque no piensa como ellos», «qué bien lo hace Artur Mas, esto es como si Churchill hubiese felicitado a Hitler por lo bien que desfilaban las juventudes hitlerianas y las SS, ni te cuento cómo estaban ya preparando el gaseo y los campos de concentración para acabar con la raza inferior de los judíos. Allí, en Cataluña, la raza inferior es la española», «esto es un éxito de Hitler después de muerto».

Algarra intentó infructuosamente que Espot tratase de dejar meter baza al resto de contertulios que estaban en el estudio de Madrid. El líder independentista, después de otra remesa de frases, sentenció con lo que había ido buscando desde el minuto 1:

El autor de todas estas frases es una persona que usted hoy tiene ahí en su estudio en Madrid y que es Enrique, perdón, Federico Jiménez Losantos. Por tanto, ustedes hoy han invitado a un nazi en su programa que debe tener la Wehrmacht [Ejercito de Tierra alemán] aquí en la puerta de los estudios de Intereconomía en Barcelona o bien la Luftwaffe [Ejército del Aire de la Alemania nazi] en cualquier azotea del Paseo de Gracia.

Nuevamente, Algarra trata de retomar el mando, pero Espot vuelve a ganarle por la mano:

Le voy a decir una cosa, el independentismo catalán nunca ha tenido vinculación con ningún régimen totalitario y mucho menos con el nazismo. En todo caso han sido los partidarios de la unidad de España los que han tenido connivencia logística e ideológica con el nazismo como fue el régimen de Franco. Esto que yo he leído, señor Algarra, es basura periodística, incitación gratuita al odio, es fruto de una mente mezquina, retorcida y enfermiza. Siempre he venido a su programa, pero yo no voy a estar ni un segundo más con quien destila el peor odio contra Cataluña y representa la peor basura del periodismo.

Y acto seguido, sin permitir ni una pregunta del presentador, se levantó de la silla y puso pies en polvorosa.

 

 

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído